Ideal

Asisten a una mujer tras ser agredida por su pareja para quitarle el móvil

  • La Policía Local detiene además a tres menores por robar a punta de pistola un teléfono averiado y no devolver los 400 euros al comprador

Agentes de la Policía Local de Almería asistieron en la tarde del pasado viernes a una mujer, de nacionalidad rusa, que acababa de ser agredida por su pareja para arrebatarle el móvil y comprobar las llamadas recibidas.

Los hechos se produjeron poco antes de las 14.45 horas, cuando la Sala del 092 recibe una llamada alertando de una agresión a una mujer en la calle Poeta Paco Aquino, 5, en pleno centro, por lo que de inmediato se dirige una patrulla al lugar.

Al llegar son requeridos por un ciudadano que ha presenciado la agresión y e incluso tuvo que intervenir para evitar que fuera a más. Junto a él se encuentra una mujer, identificada como Natalia L., de 34 años y de nacionalidad rusa, quien relata que había sido agredida por detrás por su pareja agarrándola del pelo, tirándola al suelo y arrastrándola por la acera, ya que quería ver lo que llevaba en el bolso y las llamadas del móvil al ser muy celoso.

Tras intervenir el denunciante, el agresor se dio a la fuga, siendo identificado como Manuel A., de 52 años y natural de Almería. La víctima no deseó asistencia médica ni tampoco quiso presentar denuncia contra su pareja, pero los agentes informaron a la víctima de que el protocolo de violencia de género establece que debían trasladarla a las dependencias de la Comisaría para declarar y realizar el atestado judicial oportuno.

Robo a punta de pistola

Por otra parte, la Policía Local de Almería detuvo en la tarde de ayer jueves a tres menores por el robo a punta de pistola de un teléfono móvil en la calle Estadio, en el barrio de La Cañada.

Una llamada de la víctima al 092 alertó a las 14.30 horas de la sustracción del ‘iphone’ y una vez en el lugar de los hechos manifiesta a los agentes que el joven que le acompaña, identificado como Dragos B., de 19 años y de nacionalidad rumana, le vendió hace unos días el móvil, por el que había pagado 400 euros.

Al comprobar que no funcionaba había quedado con él para que le devolviera el dinero, momento en el que apareció otro joven armado con una pistola y vestido con chándal y un pañuelo a la cabeza, que les conmina a entregarles todo lo que de valor lleven encima, emprendiendo a continuación la huída.

Los agentes proceden a reconocer la zona y observan a una joven y un chico cuyas características coinciden con las descritas por las víctimas, por lo que es interceptado. El denunciante identifica al agresor y reconoce a la chica como la acompañante de quien le había vendido el móvil, por lo que los agentes sospechan que eran cómplices y que habían simulado el atraco para arrebatarle el teléfono a la víctima y no devolverle los 400 euros, procediendo a la detención del vendedor, Dragos B., y de sus presuntos cómplices, Adrian W., de nacionalidad española, y Melinda P., procedente de Lituania, aunque se hallaba indocumentada, ambos de 17 años.