Ideal

Imagen de una cámara capaz de detectar el uso del cinturón.
Imagen de una cámara capaz de detectar el uso del cinturón. / DGT

Las cámaras para detectar el uso del cinturón ya están listas para actuar

  • Almería cuenta con siete de estos dispositivos inteligentes pero hasta la fecha sólo estaba operativo el ubicado en la Autovía del Mediterráneo

Las siete 'cámaras inteligentes' que la Dirección General de Tráfico (DGT) tiene instaladas en la red de carreteras de la provincia de Almería, capaces de detectar si los pasajeros de un vehículo llevan abrochado el cinturón, comenzarán a funcionar a pleno rendimiento «en las próximas semanas».

Así lo indicaron a este periódico fuentes de la Jefatura Provincial de Tráfico, quienes señalaron que por el momento solo está en funcionamiento uno de los dispositivos. Concretamente la cámara que está instalada en el kilómetro 447 de la Autovía del Mediterráneo (A7), entre la salida del cementerio de la capital y la localidad de Huércal de Almería.

Pero solo en cuestión de días que la DGT ponga en funcionamiento los 222 dispositivos inteligentes, incluido las otras seis instaladas en la provincia. Cabe recordar que en territorio almeriense estas cámaras están situadas en la carretera A-1000, entre El Cercado y Viator; dos en el kilómetro 448,80 de la N340a en ambos sentidos a la altura de Huércal de Almería; en la A-3101 del término municipal de Vícar; en la N-344 en la barriada de El Toyo y en el kilómetro 448,08 de la A7 entre Almería y Huércal de Almería, además del dispositivo ubicado en la carretera de Alicún, junto a la rotonda que ofrece acceso a la nueva autovía de circunvalación de Roquetas de Mar y la carretera de Las Losas.

La DGT señala que estas cámaras no requieren alimentación externa y tienen la capacidad de instalarse en puntos remotos. La tecnología de estos dispositivos se asienta sobre un pie de fácil instalación y consiste en una cámara capaz de captar hasta 50 imágenes por segundo.

La detección de las infracciones se llevará a cabo mediante un sistema informático con reconocimiento de imágenes capaz de analizar las fotos (del frontal de los coches) y comprobar de forma autónoma si el conductor debe ser sancionado, en cuyo caso tramitaría la correspondiente denuncia, si circula sin el cinturón de seguridad o algunos de sus pasajeros, así como si hace uso de los Sistemas de Retención Infantil (SRI).

Según los datos ofrecidos por la Jefatura Provincial de Tráfico, seis de los 27 fallecidos en accidente de circulación a lo largo de este año en las carreteras del territorio de la provincia no hacían uso de este dispositivo. Fuentes de la DGT advierten de que el simple hecho de abrocharse el cinturón de seguridad podría evitar «cientos de muertes al año». Y es que circular a 80 kilómetros por hora y sufrir un choque frontal sin llevar puesto este dispositivo, suele llevar fatalmente aparejado resultado de «muerte o lesiones graves». El cinturón alcanza una máxima efectividad en los vuelcos, donde se reduce un 77% el riesgo de muerte.