Ideal

La Policía recomienda denunciar, no pagar y borrar el perfil.
La Policía recomienda denunciar, no pagar y borrar el perfil. / IDEAL

Víctimas de la 'sextorsión'

  • La Policía Nacional de Almería ha registrado una quincena de denuncias en los últimos meses por este delito, que conlleva penas de entre uno y cinco años de prisión

  • El chantaje económico bajo la amenaza de divulgar fotos sexuales se pone de moda

«Cuando una imagen sale de tu móvil pierdes para siempre su control». Este es uno de los mensajes que más repiten los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para evitar ser víctima de la llamada 'sextorsión'. Este delito, que consiste en llevar a cabo una extorsión económica bajo la amenaza de divulgar imágenes sexuales de la víctima a través de las redes sociales, es un delito cada vez más común en una provincia como Almería.

Sólo durante los últimos meses el Grupo de Delincuencia Económica y Tecnológica de la Comisaría Provincial de Almería ha recibido una quincena de denuncias por esta práctica, cada vez más extendida en el territorio almeriense y en el conjunto del país. No obstante, son muchas más las víctimas, calculan, pero la vergüenza y el pudor provocan que jamás lleguen a denunciarlo y «normalmente pagan», aceptando el chantaje.

«Hemos recibido muchas llamadas anónimas pidiendo información sobre qué hacer en caso de ser víctima de la 'sextorsión'», reconoce a este periódico el jefe del Grupo de Delincuencia Económica y Tecnológica de la Policía Nacional de Almería, el inspector Miguel Fernández, quien añade que muchos de los autores de la 'sextorsión' residen en países extranjeros, normalmente en el continente africano, lo que entraña más dificultades para localizar y detener a la persona por este delito, que puede conllevar penas de 1 a 5 años de prisión. El Código Penal, en su artículo 243, castiga a aquellos que, con ánimo de lucro, obligan a otro, con violencia o intimidación, a efectuar u omitir un acto o negocio jurídico en perjuicio de su patrimonio o del de un tercero. Por tanto, la ley protege ante este tipo de situaciones, con independencia del medio o herramienta que los autores empleen en su comisión.

Desde la Policía Nacional señalan que la mejor forma de evitar este tipo de extorsión tecnológica es apostar por la prevención. «No es recomendable nunca intercambiar por las redes sociales imágenes íntimas, como tampoco lo es emitir datos personales comprometedores como números de documentos nacionales de identidad, claves de correos electrónicos o redes sociales o de tarjetas de crédito», aconsejan desde la Comisaría Provincial.

Los expertos de la Comisaría Provincial apuntan a que el perfil de víctima que más se repite en este tipo de estafa son varones, de entre 20 y 40 años, y en contadas ocasiones mujeres usuarias de redes sociales generalistas como Facebook o Twitter. «Suelen empezar con una simple invitación en Facebook para tenerte como amigo y suele ser una mujer bastante atractiva», apuntan desde el Grupo Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional. A partir de esa invitación comienza un juego seductor entre la fémina -normalmente- y el titular del perfil de Facebook, que cada vez va a más. El cénit de las conversaciones llega con el intercambio de imágenes íntimas, donde los desnudos nunca faltan.

Pero nada más lejos de esta realidad. Desde la Policía advierten de que detrás de esa supuesta mujer que pide amistad «hay organizaciones criminales» especializadas en la extorsión. El siguiente paso es pedir dinero a cambio de no enviar a las amistades o conocidos de las redes sociales las fotografías intercambiadas.

«No pagar nunca»

Desde la Policía Nacional de Almería señalan que la primera recomendación y la «más importante» si has sido víctima de la 'sextorsión' es «no pagar nunca» a estas organizaciones criminales. Los agentes del Grupo de Delitos Tecnológicos aconsejan, asimismo, que cuando se cae en las redes de estas mafias se debe denunciar lo antes posible y acumular el máximo de pruebas. También es muy aconsejable borrar todos los perfiles utilizados en las distintas redes sociales.