Ideal

Mucha estrategia y poca definición

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visita las obras de construcción del AVE de Granada a su paso por Loja.
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visita las obras de construcción del AVE de Granada a su paso por Loja. / IDEAL
  • análisis | STOP AND GO

  • Esta semana he vuelto a viajar en AVE. El resultado ha sido muy satisfactorio, como en ocasiones anteriores. La única pega son las dos horas de coche desde Almería a Málaga para poder disponer del servicio de Alta Velocidad. Un detalle sin importancia, ¿verdad?

Esta semana he vuelto a viajar en AVE. El resultado ha sido muy satisfactorio, como en ocasiones anteriores. El precio ha sido asequible. El abanico de horarios es amplio. Lo mejor: la comodidad de plantarse en dos horas y veinte minutos en el centro de Madrid. Los asientos son cómodos, permitiendo trabajar o descansar, según quiera o necesite cada uno. La única pega son las dos horas de coche desde Almería a Málaga para poder disponer del servicio de Alta Velocidad. Un detalle sin importancia, ¿verdad?

Al menos ahora contamos con una autovía terminada que nos conduce de manera rápida y directa hasta la vecina ciudad andaluza. A pesar de los inconvenientes, esta opción combinada de transporte privado con AVE malagueño resulta una alternativa interesante si uno no puede permitirse un billete de avión por su elevado coste y no tiene ganas de darse una paliza de coche hasta la capital de España. Son poco más de cinco horas de trayecto, muy por debajo de los tiempos del servicio Talgo desde Almería.

Sin AVE

Tengo claro que durante muchos años este o el de Granada (cuando se termine) van a ser los únicos trenes de Alta Velocidad disponibles para los almerienses. A las pruebas me remito. Doce años después de aquella promesa de finalización del Euromed (primo hermano del AVE) no sólo no hay ni un solo tramo de vía activo sino que, además, las obras siguen totalmente paralizadas. Enero se acabó y Sacyr no ha empezado los trabajos del tramo Pulpí-Cuevas del Almanzora. ¿Los retomará alguna vez?

Del resto tampoco sabemos nada más. El único avance es el anuncio realizado por el Partido Popular en la pasada Mesa de las Infraestructuras, adelantando que llegará a Vera en el año 2020. ¿Eso es lo que dará de sí la llamada «legislatura del AVE» para los responsables del PP en nuestra provincia? Con ese ritmo podemos meternos en 2028 o 2030 para ver implantado el servicio en la estación de la capital. Todo un récord para una infraestructura que debió estar finalizada para los Juegos Mediterráneos.

¿Almería existe?

A la otra Mesa, a la del Ferrocarril, le parece inaceptable cerrar legislatura con 28 kilómetros de vías construidos. Los responsables de este foro social consideran una tomadura de pelo el anuncio e instan a los diputados populares a presionar en Madrid a sus compañeros en el Gobierno.

Por desgracia no ha sido el único susto para la provincia en materia de ferrocarril. El ministro de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna, ha confirmado esta semana en Granada que estaremos sin tren directo hasta Sevilla por lo menos un año más. Los pasajeros seguirán padeciendo el transbordo en autobús entre las estaciones de Granada y Antequera.

Tampoco ha habido suerte para Gádor. El municipio del Bajo Andarax no se despedirá de su paso a nivel. La eliminación del mismo no está recogida en el plan dado a conocer por Adif, en el que se plasman todas las actuaciones de supresión hasta el año 2024. ¿Cuándo le tocará a los gadorenses?

'Eurocabreo'

El malestar por los incumplimientos del Ejecutivo español con el AVE entre Almería y Murcia ha llegado hasta Bruselas. Hace unos días era el coordinador del Corredor Mediterráneo de la Comisión Europea quien sacaba a la luz un informe muy crítico con la situación de este tramo. España es el país con más incumplimientos en materia de infraestructuras, el «eslabón perdido» de este proyecto que tiene un elevado potencial para convertirse en un eje de transporte fundamental para los países mediterráneos.

Se calcula que el año 2030 la demanda de mercancías en el área de influencia será de 267 millones de toneladas. Es curioso pero este 'eurotirón' de orejas no se ha traducido en ninguna reacción por parte del Gobierno español.

Protesta europea

La Mesa del Tren prevé desplazarse hasta la capital de Bélgica para trasladar de primera mano a las autoridades europeas cuál es la situación de nuestra tierra en materia de ferrocarril. En estos momentos trabaja la agenda de contactos y en el informe que presentarán a los responsables comunitarios y a los eurodiputados. Después de sentarse con los responsables públicos en Sevilla y en Madrid, ahora sus miembros buscan el amparo de Bruselas para que se conviertan en una realidad las necesidades en materia de ferrocarril. Según sus cuentas, para acortar el mucho tiempo perdido harán falta unos 80 millones de euros de inversión en la red convencional y otros 400 millones para la Alta Velocidad. La Mesa quiere que los parlamentarios locales les acompañen en el viaje. Incluso ha invitado a la presidenta de la Junta de Andalucía. ¿Tendrá tiempo para acompañarles Susana Díaz?

Pensando en infraestructuras

Ya ven que el AVE sigue en el aire, volando como una vulgar ave con minúsculas. Esta actuación continúa siendo un sueño para los ciudadanos -para algunos prácticamente una utopía-. Sin embargo, para los políticos se ha convertido en una auténtica pesadilla. En nuestra provincia se estrellan los talentos.

Por favor, señálenme una sola actuación realmente transformadora, ejecutada durante los últimos diez años. Tic, tac, tic, tac,. ¡Vamos, que el tiempo corre! ¿Se han acordado de alguna? No se preocupen si la respuesta es negativa, porque se han llevado a cabo tan pocas. Bueno, a lo mejor se ha pensado en la terminación de la autovía con Málaga. Es cierto que todos los tramos llevaban años terminados en nuestra geografía, pero en esta ocasión nos vinieron bien las inversiones en la vecina Granada. ¿Alguna cosa más?

Plan de futuro

Ahora la ciudad se mira en el espejo de Málaga para avanzar y construir un futuro mejor. La semana comenzaba con el encuentro entre el alcalde de Almería y el de la ciudad malacitana. Realmente la capital de la Costa del Sol se ha convertido en un referente, que ha protagonizado una transformación de vértigo durante los últimos 30 años. La intención de Ramón Fernández-Pacheco de redactar un plan estratégico para la ciudad es una buena idea. Siempre es positivo pensar lo que queremos llegar a ser y reflejarlo en negro sobre blanco. Aprendamos de los errores, que no son pocos.

Se me viene a la mente el PGOU, todavía pendiente de aprobación. Luego están las infraestructuras, imprescindibles si queremos crecer como ciudad y como sociedad. No olvidemos ese carácter tan almeriense que nos lleva a quejarnos continuamente sobre la barra de un bar pero nos deja cruzados de brazos cuando se trata de reivindicar en serio y exigir a nuestros representantes el cumplimiento de sus promesas.

En la provincia hasta ahora ha sobrado estrategia y ha faltado definición a la hora de ejecutar los proyectos. Estamos igual que Cristiano Ronaldo esta temporada, aunque con la diferencia de que nosotros nunca hemos ganado el balón de oro de inversión pública.