Ideal

Pacheco se mira en el espejo de Málaga para dar rumbo a la Almería de los próximos años

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, mira a su homólogo de Málaga, Francisco de la Torre, mientras este hace uso de la palabra.
El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, mira a su homólogo de Málaga, Francisco de la Torre, mientras este hace uso de la palabra. / S. G. H.
  • Los alcaldes de ambas capitales se reúnen en la sede de Alcaldía para hablar del eje Mediterráneo y del futuro plan estratégico

Los alcaldes de Málaga y Almería volvieron ayer a mostrar en público la buena sintonía que reina entre ambos, en una visita de Francisco de la Torre que le valió a Ramón Fernández-Pacheco para seguir ahondando en una relación que espera que sea lo más fructífera posible para los intereses de la ciudad almeriense.

Nadie duda del cambio exponencial que la capital de Málaga ha experimentado en los últimos años, donde se ha logrado que a la tradicional oferta de sol y playa se haya unido una diversificación de atractivos que han convertido a esta ciudad en todo un referente cultural y tecnológico. Consciente de ello, el primer edil de Almería aprovechó la visita de su homólogo para arrancarle en una reunión de trabajo de casi una hora en Alcaldía alguna de las claves fundamentales que se necesitan para impulsar de la mejor manera la estrategia que marque el rumbo de Almería en los próximos años.

Tal y como empezara la capital malagueña hace casi 30 años, Almería tiene en su horizonte más cercano iniciar la redacción de un plan estratégico para el cual el equipo de gobierno ha presupuestado una partida de 200.000 euros. Ya que la experiencia en Málaga está siendo inmejorable, De la Torre y Pacheco ocuparon la mayor parte del tiempo del encuentro en hablar de estas acciones a medio y largo plazo, antídoto absoluto de la gestión improvisada y a salvo de cualquier partidismo inmovilista.

«Soy un firme convencido de que hay que fijarse en lo que se hace bien y tomarlo como ejemplo», indicó Fernández-Pacheco, que confirmó que una vez entren en vigor los presupuestos aprobados el pasado lunes se licitará la redacción del documento estratégico que marque las fortalezas y debilidades de un destino como Almería en su búsqueda por hacerse más atractivo. Por el momento, y ante la presencia de De la Torre, Pacheco avanzó que los técnicos municipales están perfilando los pliegos de condiciones de un contrato que irá a parar a una empresa especializada.

«Lo que sí tengo que dejar claro es que no tengo prisa, pues entiendo que este no debe ser un plan del alcalde sino de toda Almería. Por lo que prefiero tardar un poco más para que no hayan errores», señaló Pacheco. Preguntado por su experiencia como piloto de un cambio tan importante como el de los últimos años en Málaga, De la Torre defendió firmemente el poder de la unión entre todos los agentes activos de la sociedad. Algo que señaló que costó en un primer momento en la ciudad que dirige pero que hoy es una realidad representada además por una fundación la cual integra desde todas las administraciones al sector privado, pasando por entidades y colectivos.

Para De la Torre, el horizonte para implementar una planificación de este tipo, que en el caso de la ciudad malagueña puso sus primeros cimientos en los 90, no es lo más importante ya que se trata de una «reflexión», y como tal, requiere su tiempo. «Es una estrategia continua que debe ir actualizándose con los años. Nosotros nos hemos basado ahora en el plan europeo 2020 para seguir dando pasos en las líneas que ya marcamos en su momento: la cultura, innovación y medio ambiente, litoral y ciudad integradora», señaló el alcalde de Málaga, en la que fue su primera visita a la ciudad.

Además de contar la historia e interioridades de la planificación estratégica de su ciudad, la cual ha cumplimentado ya tres fases, el primer edil malagueño invitó a Almería a trabajar conjuntamente en el eje Mediterráneo, donde el turismo se hace fundamental. Ellos fueron capaces de añadir elementos a su oferta tradicional, algo que insinuó debería hacer la capital almeriense, cuya potencialidad remarcó. La innovación tecnológica de las 'smart cities', el desarrollo sostenible de las peatonalizaciones, el alquiler público de bicicletas o la erradicación del papel en la Administración... fueron otras cuestiones que aparecieron en una reunión que sucedió a la firma del regidor malagueño en el libro de honor del Ayuntamiento.