Ideal

Nicasio Marín dejará su acta de concejal tras la aprobación de los presupuestos

El concejal Nicasio Marín, con el uso de la palabra en uno de los plenos del Ayuntamiento de Almería.
El concejal Nicasio Marín, con el uso de la palabra en uno de los plenos del Ayuntamiento de Almería. / S. G. H.
  • Explica que la decisión ha sido consensuada con el alcalde y entiende que este «quiera tener en su equipo a gente que se pueda dedicar de forma exclusiva al Consistorio»

Nicasio Marín dejará el acta de concejal una vez se aprueben los presupuestos de 2017. Así será tras tomar una decisión consensuada con el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, que acaba de cumplir un año al frente del Consistorio tras la salida al Senado de Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, persona que situó al médico de Torrecárdenas en el número 4 de su candidatura a la Alcaldía en las pasadas elecciones municipales.

Así se lo confirmó ayer a este periódico el aún concejal de Gobierno Abierto, Sostenibilidad y Ciudad Saludable, que quiso acallar de esta manera los rumores que circulaban por lo mentideros municipales, en los que su nombre ya sonaba con fuerza como una de las salidas del gabinete de Fernández-Pacheco en las próximas semanas. «Efectivamente es verdad que no seguiré. Pero quiero que quede claro que la decisión se ha producido de mutuo acuerdo, en total sintonía y por el bien de los ciudadanos. La relación con el alcalde es buena, hasta incluso afectiva, y así seguirá siendo», aclaró el aludido, quien entiende que el primer edil necesite en su equipo «personas a tiempo completo, pues aunque la gente no lo crea se trabaja mucho y muy duro en el Ayuntamiento de Almería», añadió.

En minoría

Para Marín, la situación en minoría del PP en el Gobierno local obliga a Fernández-Pacheco a tener a su disposición a gente los siete días de la semana, requisito este que él no puede cumplir, ya que compatibiliza su faceta de médico con su participación en los plenos y las juntas de gobierno local semanales. Y así es desde que renunció el pasado mes de septiembre de 2015 al área de Personal, donde Comendador lo colocó tras ganar las elecciones. Entonces el otrora presidente del sindicato médico, con mucho tirón entre el colectivo de sanitarios, decidió contra todo pronóstico dejar su cartera tras sentir que no reunía las «competencias suficientes» para llevar a cabo un trabajo «eminentemente administrativo», tal y como lo definió Marín entonces.

Desde ese preciso momento la posición del facultativo en el gobierno popular ha estado siempre cuestionada. Es el único de los ediles populares sin dedicación exclusiva, o lo que es lo mismo, sin tener una cartera específica que gestionar. Esta cuestión, sumado a la pérdida de concejales de un PP en minoría frente a la oposición, provocó que el alcalde tuviera que constreñir las labores de su equipo en áreas sobredimensionadas. Así lo hizo en su única reestructuración de Gobierno, que tuvo lugar precisamente días después de hacerse con el bastón de mando municipal. Fue hace justo un año. Entonces, el nombre de Nicasio Marín ya salió a la palestra a raíz de la salida de quién apostó por él. «No soy un tándem del alcalde», dijo el aludido durante aquellos meses refiriéndose a 'Luis Rogelio', despejando de un plumazo su salida del Ayuntamiento de Almería.

Fue cuando le cayó la Concejalía que hoy ocupa, desde la que ha tratado hasta ahora de luchar para «que Almería sea una ciudad más habitable en diez o quince años», como él mismo destacó el día en el que presentó en sociedad su plan de Salud, el que dijo debía implementarse en el medio y largo plazo. «Dejaremos todo listo con sus partidas de dinero asignadas y nos iremos sin prisas», reconoció Marín, quien se marcha «satisfecho» con la labor que ha estado desempeñado durante este tiempo.

Relación con C's

De lo más «orgulloso» que se siente el protagonista de estas líneas es de haber contribuido a rebajar el «grado de cainismo» que existe hoy en un país polarizado por su sistema partidista. «Una de las labores que creo que he llevado a gala es la de mantener una buena relación con los concejales de C's, partido que sostiene al Gobierno y, por ende, que lo hace viable. Con ellos he trabajado en la búsqueda de una buena convivencia en el Ayuntamiento así como con otros ediles», señaló Marín, que personalizó en Amalia Román (IU) o Rafa Burgos (C's). El edil se despide aclarando que irse del Consistorio no significa dejar el «servicio público», vocación que dice no haber abandonado jamás.