Ideal

El Mesón Gitano, más cerca de sentar en el banquillo a varios funcionarios

Edificio del Mesón Gitano, cuya adjudicación ha sido investigada por la Justicia en Almería. :: s. g. h.
Edificio del Mesón Gitano, cuya adjudicación ha sido investigada por la Justicia en Almería. :: s. g. h.
  • La instructora concluye la investigación y pide a la Fiscalía y a las partes personadas que formulen su acusación o pidan el sobreseimiento del caso

Fueron las dudas sobre el proceso de selección de las ofertas presentadas a concurso y del propio procedimiento administrativo las que llevaron al Colegio Oficial de Arquitectos de Almería y a la formación extraplenaria UPyD a elevar ante la Fiscalía Provincial una denuncia formal. Y después de tres años de investigación fiscal y judicial, la instructora de la causa, la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Almería, ha dado carpetazo a la investigación por la que continúan en calidad de investigados (antes imputados) siete personas entre altos cargos funcionarios del Ayuntamiento de Almería y responsables de las constructoras que optaron al concurso público.

En un auto fechado en diciembre, la magistrada da por concluida la investigación y, a la luz de las diligencias practicadas, estima que existen indicios de que los siete investigados pudieran haber incurrido en presuntos delitos de prevaricación y tráfico de influencias. Por ello, transforma la causa -tal y como prevé la Ley- a procedimiento abreviado y solicita a las partes personadas que se pronuncien mediante la formulación de un escrito de acusación o, en su defecto, solicitando de forma argumentada el sobreseimiento de la causa.

Según constaba en una de las denuncias, la de la formación magenta (UPyD) de apenas dos folios, los detalles «anómalos» encontrados en el procedimiento contractual «permiten pensar que se ha buscado de forma premeditada e intencionada la resolución del concurso a favor de Facto, la empresa que ha resultado adjudicataria». Y lo hace en base a algunas presuntas «irregularidades» que son remarcadas por UPyD en la denuncia ante la Fiscalía. Entre ellas, «la presentación al concurso de dos proyectos idénticos firmados por dos equipos técnicos diferentes y con dos ofertas económicas muy dispares», una situación que, a su juicio, «puede constituir un caso de colusión entre las dos empresas licitadoras».

La inversión para la realización de este proyecto ha sido de más de 5,3 millones y ha formado parte del Plan Urban, cofinanciado por fondos Feder de la Unión Europea y por el propio Ayuntamiento. Las obras comenzaron a principios del verano de 2014, cuando ya se investigaban los pormenores de la contratación, y dos meses antes de que la juez acabara dictando el secreto de sumario a la vista del informe oficiado a la Policía Judicial para indagar en las presuntas irregularidades que se habrían cometido en el proceso de adjudicación del proyecto.

El Ayuntamiento de Almería se encuentra personado en la causa. Sin embargo, el tema ha quedado al margen de la discusión política municipal en los últimos meses mientras que la Justicia ha seguido avanzando en la investigación. Es más, se llegó a detectar que hasta tres funcionarios del Ayuntamiento de Almería intervinientes en el proceso de adjudicación de las obras del entorno del Mesón Gitano tenían relaciones personales con la empresa constructora vencedora en el concurso, Facto.