Ideal

El Ejército del Aire potenció la capacidad de transporte en 2016

Primera carga del avión A400M en España.
Primera carga del avión A400M en España. / EJÉRCITO DEL AIRE
  • Recibiendo su primer Airbus A400M de importante aportación tecnológica española

La fecha del 1 de diciembre de 2016 es jornada memorable en los anales del Ejército del Aire y en la industria militar de España, por ser cuando Defensa recepcionó el primer avión de transporte de nueva generación Airbus A400M, y ratifica la importante aportación tecnológica de la industria española a las Fuerzas Armadas.

El acto de entrega, del que en su día informó IDEAL, tuvo lugar en el Centro de Airbus Defense and Space, situado en la planta de San Pablo Sur, de Sevilla.

La disponibilidad de este avión y de otros A400M, potencia de manera muy importante la capacidad de transporte y proyección del Ejército del Aire y en general de las Fuerzas Armadas españolas, permitiéndoles operar a la altura de los países más avanzados del mundo.

Según han informado fuentes oficiales, en España, el A400M (T.23 en la nomenclatura del Ejército del Aire) sustituirá a la flota del C-130 Hércules (T-10) y será operado por el Ala 31 desde la Base Aérea de Zaragoza. Está previsto que las entregas de los aviones contratados por España se prolonguen hasta el año 2030.

Programa A400M

El Airbus A400M es un avión de transporte muy versátil, capaz además de servir como avión táctico de reabastecimiento aire-aire suministrando combustible a otras aeronaves de transporte, incluyendo otros A400M.

Propulsados por cuatro motores turbo hélice, con un peso máximo de despegue de 141 Tm y una carga de pago máxima de 30 Tm a 2.450 NM a una velocidad de 0.68 Mach, este avión es capaz de volar a velocidades y altitudes similares a las de aviones de reacción y a distancias intercontinentales, así como de operar en pistas no preparadas junto al centro de la acción, ya sea en misión militar o de ayuda humanitaria.

El A400M vio la luz en 2003 como respuesta a las necesidades combinadas de siete países europeos agrupados dentro de la OCCAR (Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, España, Turquía y Reino Unido) a los que se incorporó Malasia en 2005.