Ideal

Sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar visitan la Brigada de La Legión

Sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar visitan la Brigada de La Legión
  • Alrededor de 400 niños aguardaron la llegada de los Reyes Magos, que hicieron parada en la sede de la Base Álvarez de Sotomayor

Ilusión, magia, fantasía y sobre todo tradición se impusieron ayer en la Base ‘Álvarez de Sotomayor’, sede de la Brigada de La Legión, donde gran cantidad de niños, se estima que unos 400, acompañados de sus mayores, aguardaron con expectación, sin faltar cierto nerviosismo, la llegada de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente.

En su tránsito hacia a Almería, antes de llegar a la capital, Melchor, Gaspar y Baltasar, cumplieron con su tradicional visita a la Legión (BRILEG) donde fueron recibidos por su general jefe Juan Jesús Martín Cabrero, acompañado de otros mandos de la Gran Unidad.

A su llegada a la base, los Reyes Magos, cambiaron los camellos -que dejaron descansando- por Vamtac (Vehículos de Alta Movilidad Táctica) adornados para la ocasión y junto con sus respectivos pajes y séquito, emprendieron un recorrido por la avenida principal de las instalaciones, repartiendo muchos kilos de caramelos entre la numerosa concurrencia de niños, familiares y legionarios que se sumaron al recibimiento de gala de la compañía.

La comitiva real se dirigió al Polideportivo de la base donde se aguardaba con impaciencia su presencia. Entre la emoción y sorpresa, Sus Majestades obsequiaron a los hijos de los legionarios con juguetes donados por empresarios de Ibi, ciudad conocida internacionalmente por la fabricación de estos artículos.

Además, el reparto de juguetes contó con otra tradición, la degustación de un exquisito roscón de reyes con chocolate. En definitiva, todo un éxito la jornada de ayer en la Brigada de La Legión, de la que hay que responsabilizar a la VIII Bandera ‘Colón’, organizadora del evento.

Después, recuperados los camellos, Sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar, salieron hacia la deteriorada Alcazaba de Almería donde quedaron alojados hasta la hora de la cabalgata por la capital.