Ideal

La Junta augura un buen año con un crecimiento del 11% de la exportación hasta octubre

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, durante un desayuno informativo con los medios de comunicación de Almería.
La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, durante un desayuno informativo con los medios de comunicación de Almería. / J. J. MULLOR
  • Carmen Ortiz se pone como meta para 2017 la aprobación de la Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía, alumbrada ya por el Gobierno

Tras una campaña de recortes -no presupuestarios, sino en los precios de los productos hortofrutícolas- el arranque del año bajo plásticos permite augurar a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía que lo que empieza a parecer un 'año de nieves' puede convertirse, tal y como dicta el refrán, en un 'año de bienes'. Sólo hasta octubre, el valor de los productos hortofrutícolas exportados desde Almería y hasta el resto de mercados ha crecido en un 11%, indicó ayer la consejera del ramo, la socialista almeriense Carmen Ortiz. Pero a este buen dato se suma que el valor de los productos está subiendo desde el inicio de la campaña, de media un 10%, y que la azarosa climatología está restando competidores potenciales a Almería.

«Debemos ser prudentes», indicaba ayer Ortiz en un desayuno informativo con los medios de comunicación de Almería, pese a estos indicadores. El volumen del producto almeriense ha caído un 5% hasta la fecha debido a estos condicionantes climatológicos: el frío, que regula la producción. Pero esto también ha restado competencia de terceros países. «Por eso, el producto está obteniendo buenos precios en el mercado europeo», aducía Ortiz, apuntando a su vez al creciente producto por cortar y que permanece bajo plástico.

Ortiz se mostró esperanzada para lo que queda de campaña -aún más de la mitad del periodo- y apuntó a que 2017 será, además, un buen año para la agricultura porque si no hay sobresaltos se aprobará en el Parlamento autonómico la futura Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía, un texto normativo en el que el Gobierno ha vertido ya muchos esfuerzos y que ha pasado ya el primer corte con el alumbramiento por el Ejecutivo del anteproyecto del texto.

Si todo va bien, la nueva regulación podría entrar en vigor en los próximos meses y marcará las directrices de la administración pública para el futuro inmediato en un sector crucial, no sólo para Almería, sino para toda Andalucía: el agroalimentario. Además, ayer mismo salía a exposición pública el Plan de la Agroindustria Andaluza, un documento marco que también podría ver la luz el año que viene y que adapta a medidas políticas y administrativas concretas las directrices autonómicas para este importante sector económico.

Ortiz resaltó que en lo que va de año -quedan pocos días para que expire- se han puesto a disposición del sector agrario y pesquero de Andalucía 800 millones de euros de inversión pública a través de diferentes órdenes de ayudas, entre las que destacó especialmente los incentivos a la producción ecológica (236,4 millones de euros), agroambientales (297 millones), incorporación de jóvenes agricultores (120 millones), modernización de explotaciones e invernaderos (casi 50 millones), y para grupos operativos de innovación (7,4 millones), entre otras. Todas ellas con gran impacto en la economía almeriense. Para el año que viene comprometió más fondos para seguros agrarios. «Es la mejor garantía que tienen para hacer frente a los imprevistos y salvaguardar sus producciones y, por consiguiente, su renta», dijo.