Ideal

Más de 2.000 militares españoles han adiestrado a casi 22.800 iraquíes

Un instructor español adiestra a militares iraquíes.
Un instructor español adiestra a militares iraquíes. / EMAD
  • El contingente actual de 300 efectivos pasará a ser de 450 próximamente

España reforzará su presencia militar en Iraq, como estaba previsto, una vez que el Congreso de los Diputados aprobó el pasado martes el envío de 125 militares y 25 guardias civiles, en su despliegue en territorio iraquí.

La ampliación se produce a solicitud de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, tras concluir su comparecencia ante la Comisión de Defensa en la que, previamente, había expuesto las líneas generales del departamento y el desarrollo de las operaciones militares en el exterior.

Dicha ampliación significa, mayor participación española en la Coalición Global contra el Daesh, según recoge una información del Ministerio consultada por IDEAL.

«María Dolores de Cospedal ha querido cerrar 'premeditadamente' su comparecencia sobre la situación actual de las misiones en el exterior con la operación 'Apoyo a Iraq', para solicitar el aumento de las tropas». La cantidad de los 300 efectivos actuales pasará a ser de 450.

Los referidos 125 militares, aportarán capacidades adicionales de seguridad, protección, apoyo logístico y sanitario, y formación de personal iraquí en la lucha contra artefactos explosivos. Por su parte, los 25 agentes de la Guardia Civil, contribuirán a la formación e instrucción de las fuerzas policiales iraquíes.

Los españoles

Las Fuerzas Armadas españolas contribuyen con la operación militar de la Coalición internacional en la formación y adiestramiento de unidades militares iraquíes convencionales -tareas de desminado, lucha contra artefactos explosivos improvisados, apoyo logístico y sanitario- y de unidades de operaciones especiales, tras ser autorizada dicha participación por el Congreso de los Diputados, el 22 de octubre de 2014, indican las fuentes anteriormente referenciadas.

Su despliegue contempla cuatro centros de adiestramiento, ubicados en las localidades de Besmayah (BPC, Building Partner Capacity) -liderado por España- junto a británicos, estadounidenses y portugueses; Centro de Operaciones de Bagdad (BOC, Bagdad Operations Center) y el adiestramiento en Operaciones Especiales, en el Grupo de Operaciones Especiales de Bagdad y Taji (SOTG, Special Operations Task Group).