Ideal

Libertad con cargos para el hijo de la mujer fallecida por supuesta desatención en Almería

  • También se ha abierto investigación a otros dos hermanos del detenido por las circunstancias en las que falleció la mujer, que se encontrada sobre un colchón en un piso de la calle Octavio Aguilar

El Juzgado de Instrucción número 6 de Almería ha puesto en libertad a Francisco G.G., de 60 años, tras tomarle declaración en calidad de investigado por la presunta comisión del homicidio no doloso por desatención de su madre, fallecida supuestamente a causa de una insuficiencia alimentaria.

Según han informado de Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en un comunicado, Francisco G.G. deberá comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado y por el momento es la única persona que permanece investigada en esta causa. Su puesta a disposición judicial tuvo lugar ayer, jueves, 15 de diciembre.

La Policía Nacional detuvo a este vecino del barrio de Los Molinos de la capital por un presunto delito de homicidio por omisión tras encontrar a su madre de 86 años con la que vivía muerta en su vivienda con signos de desnutrición y en una vivienda con una "completa falta de higiene".

Fuentes de la Comisaría informaron a Europa Press de que también se ha abierto investigación a otros dos hermanos del detenido por las circunstancias en las que murió la anciana, que se encontraba sobre un colchón en un piso de la calle Octavio Aguilar el pasado martes por los sanitarios del 061 a los que se requirió su presencia.

Los hechos tuvieron lugar poco antes de las 14,55 horas cuando se requirió la presencia de personal médico en la vivienda, en la que había un importante acopio de residuos, ante el estado de la mujer, quien apenas se movía, según avanza además el diario 'La Voz de Almería'.

Los sanitarios no llegaron a certificar la muerte de la mujer, toda vez que alertaron a la Policía Nacional al observar las condiciones en las que se encontraba, con lo que hasta el lugar se desplazó Policía Judicial y Policía Científica, quienes recopilaron vestigios sobre la precaria situación en la que había muerto la anciana.

En este sentido, el cuerpo de la mujer ha sido conducido al Instituto de Medicina Legal (IML) de Almería para practicarle la autopsia al cadáver y determinar si su fallecimiento estaría vinculado a una falta directa de asistencia por parte de su cuidador.