Ideal

El Ayuntamiento incorpora 30 contenedores ignífugos

Incorporan 30 contenedores ignífugos
  • Como "experiencia piloto" se ubicarán en el barrio de Pescadería tras un año en el que se han prendido 156 depósitos de basura

El concejal de Servicio Municipales del Ayuntamiento de Almería, Juan José Alonso, ha anunciado la incorporación, como parte del servicio de recogida y transporte de residuos sólidos urbanos, de treinta nuevos contenedores metálicos de carga trasera y antiincendios, que como "experiencia piloto", se ubicarán en el barrio de Pescadería tras un año en el que se han prendido 156 depósitos de basura.

Según ha precisado el Ayuntamiento en una nota, la inversión acometida por la empresa FCC, concesionaria de este servicio, supone algo más de 15.000 euros, esto es, unos 500 euros por contenedor. Alonso ha precisado que los contenedores se ubicarán en Pescadería porque es el barrio en el que "estadísticamente más contenedores se queman, casi un 95 por ciento".

La medida, con la que se espera solucionar la quema de contenedores en la ciudad, se ha adoptado tras un año en el que han ardido 156 depósitos "fundamentalmente debido a actos vandálicos". La reposición de estos contenedores se ha cifrado en "más de 120.000 euros" --unos 800 euros por contenedor--, que, según el edil, "salen del bolsillo de todos los almerienses".

Los meses de enero y abril, con 21 y 17 contenedores, fueron los que más quemas registraron. Durante el año 2015, el número de contenedores abrasados "por actos vandálicos" fueron 148. Por su parte, estos nuevos contenedores "reúnen todos los estándares mínimos de calidad y son totalmente ignífugos y antivandalismo".

El responsable del área de Servicios Municipales ha lanzado "un mensaje de concienciación" a la ciudadana para evitar que estos hechos sigan sucediendo, subrayando "las elevadas pérdidas de mobiliario urbano y sobre todo pérdidas económicas que supone la quema de contenedores en la ciudad", ha precisado.

La reposición de cada uno de los contenedores quemados tiene un coste de unos 1.000 euros de media, según los cálculos municipales, lo que inclue además del precio del nuevo contenedor, los gastos de logística que conlleva su reposición, además de la actuación de los bomberos y, en ocasiones, daños extraordinarios que puedan ocasionarse en fachadas o vehículos próximos.

Junto a los nuevos contenedores se incorporará al servicio una nueva hidrolimpiadora, cuyo uso se destinará principalmente a la limpieza de contenedores y las zonas en que se ubican, con una inversión en este caso que alcanza los 42.000 euros.