Ideal

El Casco Histórico de Almería podrá reciclar con los contenedores soterrados

Primeros contenedores soterrados de Almería, en el año 2001, después retirados, en la Rambla.
Primeros contenedores soterrados de Almería, en el año 2001, después retirados, en la Rambla. / M. M.
  • La barriada es la única de toda Almería en la que no hay instalados puntos de recogida de vidrio, cartón, papel y envases

A día de hoy, algunos almerienses aún lo tienen crudo para ser cívicos y reciclar. Son los residentes en el Casco Histórico, un barrio que por su entramado de callejuelas estrechas y retorcidas impide el paso de los camiones de carga lateral. Y como los contenedores de residuos separados (papel y cartón, envases o vidrio) son de ese modelo en Almería, quien quiera separar sus desechos tiene que hacer el sobreesfuerzo de trasladarlos fuera del barrio.

Esta situación se va a acabar en los próximos dos años, una vez se instalen en toda esa zona los contenedores soterrados proyectados por el Ayuntamiento de Almería. Dichos puntos de recogida contarán -bajo tierra- con contenedores para cada uno de estos residuos separados que se recogerán, aseveró ayer el concejal responsable de las políticas medioambientales, Juanjo Alonso, con nuevos camiones específicos que sí que pueden adentrarse en el entramado urbano histórico de la ciudad.

Según constató Alonso, la previsión municipal es que estas intervenciones de dotación de contenedores soterrados en el Casco Histórico comiencen el año próximo, en 2017, y culminen en 2018. Entonces, todo el barrio tendrá la posibilidad, hasta ahora vetada, de reciclar sus residuos.

La medida la dio a conocer ayer el concejal en la presentación de un plan piloto para impulsar el reciclaje de vidrio en la hostelería. El denominado como servicio de recogida 'puerta a puerta' se ha creado para los establecimientos hosteleros del Casco Antiguo y de la zona de El Zapillo. La iniciativa comenzó el pasado verano con una primera fase, mediante la realización de encuestas y entrevistas a los establecimientos de hostelería con la finalidad de adecuar los recursos existentes a este sector, que genera el 48% de los residuos de este material en la ciudad.

En una segunda fase, iniciada ayer, y para facilitar el reciclado de vidrio al sector hostelero, se han entregado 80 cubos a los establecimientos participantes en la iniciativa, para facilitarles el almacenamiento de los residuos de vidrio, que se recogerán lunes, miércoles y viernes de 15 a 22 horas. El sistema 'puerta a puerta' alcanzará a 87 locales de hostelería, lo que en principio permitirá el reciclado de cinco toneladas de vidrio al año.

Según los últimos datos disponibles de 2015, los almerienses reciclaron un total de 1.043 toneladas de envases de vidrio en la ciudad, lo que supone que cada habitante recicló una media de 5,4 kg de vidrio por habitante. Este año las cifras son mayores y a fecha de ayer se han recogido ya 1.500 toneladas, «lo que es una buena noticia, por eso esperamos que no sólo los establecimientos hosteleros, sino cada una de las familias almerienses seamos capaces de reciclar el vidrio, pero también el cartón y el plástico», dijo Alonso.