Ideal

Piden un control biológico de la cochinilla que hace enfermar a las chumberas

Piden un control biológico de la cochinilla que hace enfermar a las chumberas
  • Están siendo arrasadas por esta plaga "que continúa avanzando a gran velocidad"

El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Almería ha manifestado su "enorme preocupación" por el estado de las chumberas debido a la plaga de la cochinilla y solicita a las administraciones el "inicio de investigaciones" sobre el control biológico de este parásito y el estudio de su descatalogación del Catálogo Español de Especies Invasoras, en el que se encuentra inserta en la actualidad.

Desde hace algo más de cuatro años, han informado en una nota, las chumberas de la provincia están siendo parasitadas por la cochinilla y "a la vista de todos está el estado lamentable en que se encuentran e incluso la muerte de muchos ejemplares".

Esta cochinilla, indican, es originaria de México y emergió con anterioridad en provincias cercanas a Almería, como Málaga, Murcia y Alicante aunque, ya en la actualidad, las chumberas almerienses están siendo arrasadas por esta plaga "que continúa avanzando a gran velocidad".

Los daños que produce la cochinilla son "múltiples" y destacan la aparición de masas blancas algodonosas y el debilitamiento de la planta por succión de savia. Posee gran capacidad de dispersión y llega a ocasionar la muerte de las plantas en uno o dos años.

El Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Almería "consciente" de la gran "infestación" existente en las chumberas, invitó a la sociedad almeriense a un encuentro participativo en la que se explicó la "importancia" de estas plantas en diferentes ámbitos y las actuales estrategias de control de la plaga.

El acta del encuentro participativo de la situación actual de las chumberas, aprobada mayoritariamente por los participantes, concluye en "resaltar" el "valor económico no convencional y cultural" de las mismas; su "consolidación" como elemento paisajístico y "alto valor ambiental", como freno a la erosión.