Ideal

Los almerienses se dejan 140 millones en bingos y tragaperras en un año

La asociación Indalajer atiende actualmente a 131 personas que intentan superar su adicción.
La asociación Indalajer atiende actualmente a 131 personas que intentan superar su adicción. / IDEAL
  • La mayoría del gasto está relacionado con las máquinas, aunque Indalajer advierte de que el auge de las apuestas on line supone casi el 40% de las adicciones tratadas

Los almerienses se gastaron el año pasado en juegos de azar privados -bingos y máquinas tragaperras- alrededor de 143 millones de euros, de los que más del 90% corresponden a las tragaperras (oficialmente máquinas del tipo 'B'), y menos del 10 % a lo jugado en bingos, según se desprende de los datos estadísticos de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía.

Estas cifras oficiales ponen en evidencia que los juegos de azar no entienden de crisis. Y es que los datos hablan por sí solos. El gasto medio por cada almeriense en estos juegos de azar, sin contar loterías y apuestas on line, fue de 36,46 euros.

Además, los datos que la estadística andaluza arroja en torno al gasto registrado este año en territorio almeriense ponen en relieve que los almerienses gastaron dos millones más que en 2013. Una realidad que refleja que el consumo de estos productos, lejos de acabar, aumenta cada año en la provincia.

Al margen de los datos económicos, el juego tiene rostro, el de las personas que juegan. En Almería, asociaciones encargadas de rehabilitar y ayudar a personas con problemas de adicción al juego aseguran que su trabajo no cesa.

La asociación almeriense de jugadores de azar rehabilitados 'Indalajer' estima que esta dolencia afecta ya en la provincia a más de 8.000 personas y en el conjunto de Andalucía alcanza una cifra superior a 200.000. Sin embargo, «apenas un 1% de los afectados recibe tratamiento».

Y más preocupantes incluso que los problemas económicos, señalan en las asociaciones de ludópatas, son los problemas personales y familiares que provoca una afición incontrolada y obsesiva al juego.

La asociación Indalajer atiende actualmente a 131 personas que intentan superar su adicción a los juegos de azar. Entre ellos hay cuatro menores, «que vinieron a la asociación por una grave adicción a los viodeojuegos», destacó el presidente de la asociación, Manuel Fernández, quien recordó que el próximo 29 de octubre se celebra el Día Sin Juegos de Azar.

Y el perfil que más se repite entre las personas que se solicitan ayuda a Indalajer para superar su adicción es hombre (80%), entre 18 y 24 años, que se encuentra en la actualidad desempleado, en los últimos años, «la mujer también ha tomado un papel importante en las demandas de ayuda», explicó Manuel Fernández.

La adicción a las maquinas tragaperras siguen acaparando la mayoría de peticiones de tratamiento. En concreto, detalló Fernández, un total de 80 personas se encuentran en tratamiento en Indalajer por esta patología.

Internet y nuevas tecnologías

A pesar de que las adicciones a los juegos de azar tradicionales siguen copando la mayoría de consultas, las apuestas por internet son las que más aumentado en los últimos años. En este sentido, Manuel Fernández indicó a este periódico que en la actualidad hay una veintena de personas en tratamiento por esta adicción, «un 50% de usuarios que el pasado año», resaltó.

Y junto a las apuestas 'on line', Indalajer ha experimentado un importante crecimiento de las personas que presentan una adicción a las nuevas tecnologías. En este sentido, el presidente de Indalajer apuntó que en estos momentos hay siete personas que tratan dicha patología en el centro, «la mayoría por su adicción al teléfono móvil».

Asimismo, Fernández advirtió que «un 34% de los menores y adolescentes andaluces están en predisposición de tener problemas de adicción por el uso de las nuevas tecnologías». De hecho, un total de cuatro menores acuden semanalmente al centro de Indalajer por esta patología, «cada vez más extendida entre la población más joven», añadió el presidente del colectivo.

Manuel Fernández, que aseguró que cualquier patología tiene solución «con un tratamiento adecuado», manifestó que este año al centro, que abre sus puertas de lunes a viernes, de 18.00 a 22.00 horas, «está entrando más usuarios que buscan tratamiento frente a las nuevas tecnologías y las apuestas on line, especialmente de carácter deportivo»