Ideal

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, anunció el visto bueno del Gobierno.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, anunció el visto bueno del Gobierno. / EFE

El PP alumbra sus primeros doce kilómetros del AVE tras tres años en La Moncloa

  • El Gobierno dio ayer luz verde para licitar un tramo entre Pulpí y Cuevas del Almanzora con algunas semanas de retraso sobre el calendario anunciado por la ministra Pastor

La llegada del día 31 de diciembre sin anuncios en el BOE, sin buenas nuevas desde La Moncloa, había vuelto a instalar a gran parte de los agentes sociales almerienses en el terreno de la desesperanza. Ayer, con algunas semanas de retraso, el Ejecutivo cumplía su palabra -después de tres años de Gobierno en el que el tajo del AVE estuvo absolutamente congelado- y daba su visto bueno para que ADIF, su órgano de gestión infraestructural, contrate las que serán las primeras obras de Alta Velocidad en Almería en toda la legislatura.

Lo daba a conocer ayer la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, después de un Consejo de Ministros con muchas novedades en materia legislativa pero que apenas llevaba adelante decisiones infraestructurales al margen del 'ok' a la obra almeriense.

Se trata del anunciado tramo de 12,2 kilómetros de vías entre Pulpí y Cuevas del Almanzora, un tramo aún descolgado de las vías del AVE entre Murcia y Almería que conectaría con la plataformas ya ejecutadas en Vera, junto a la futura estación del Levante almeriense. Cuenta con un presupuesto de licitación de 86,2 millones de euros -por debajo de los 100 millones de presupuesto que había apartado el Ejecutivo de Rajoy para este año- y se cofinanciará con fondos Feder de la Unión Europea. Con toda probabilidad, el proceso de contratación se iniciará en pocas semanas, con la publicación del concurso en el BOE. Esto permitiría que las obras echen a andar antes de la convocatoria electoral de las Generales, previstas para finales de este año.

Entre los elementos singulares del tramo destacan tres viaductos sobre las ramblas de Canalejas, Guazamara y Las Gachas, con una longitud aproximada de 420, 60 y 150 metros, respectivamente. Además, se contempla la construcción de un falso túnel de 180 metros, debido a exigencias medioambientales, para facilitar el paso de la fauna. También se construirá un paso bajo la carretera AL-1205 y otro superior sobre la AL-1201.

Es el único tramo que ha salido a licitación del AVE entre Murcia y Almería en todo lo que va de legislatura. No solo en la provincia almeriense, sino también en territorio murciano, en donde la inversión se ha concentrado exclusivamente en los kilómetros que separan La Encina (Alicante) y la capital regional.

La ministra Pastor había anunciado que esta licitación, para la que aún restan días, sería realidad antes de que acabara 2014. No fue así, «por problemas con Hacienda», indicó ayer el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, el diputado por Almería Rafael Hernando. Lo hizo en una intrigante rueda de prensa para comentar «asuntos de actualidad» en la que, sin mencionarlo, sin destripar la noticia que debía de dar la número dos del Ejecutivo de Mariano Rajoy, sí que mencionaron en diversas ocasiones la prontitud con la que habría «buenas noticias» y «anuncios» respecto de la infraestructura más esperada por los almerienses.

«Vamos a tener satisfacciones», aseveraba el presidente del PP de Almería, Gabriel Amat, con un lenguaje encriptado. «Hablaremos en su momento, pronto», auguraba, por su parte Hernando. Y apenas una hora y media después de esa rueda de prensa de palabras a medias y de anuncios velados, Sáez de Santamaría daba a conocer públicamente desde La Moncloa la buena nueva.

Solo entonces, ya con la aprobación cerrada, desde el PP almeriense se loaba con vítores esta nueva obra ferroviaria en Almería tras tres años de absoluto parón en la contratación. «Mariano Rajoy ha cumplido con su palabra y ha dado prioridad a la Alta Velocidad en la provincia de Almería», aseveraba Amat. «El Gobierno está apostando por esta infraestructura fundamental para el desarrollo de la provincia. Hoy estamos de enhorabuena porque esta noticia es muy importante para la provincia. Me siento satisfecho tanto como presidente del Partido Popular como ciudadano de la provincia de Almería», declaraba a través de un comunicado a los medios.

Doble vía

La delegada del Gobierno en Andalucía, la popular almeriense Carmen Crespo, también remitía a las redacciones unas declaraciones en las que mostraba su satisfacción por el acuerdo, en la mañana de ayer, del Consejo de Ministros, una noticia que a su juicio muestra que «este es un Gobierno que cumple todo lo que promete y no promete nada que no pueda cumplir».

Asimismo, la representante gubernamental en la comunidad autónoma insistió en que «se trabaja ya en la redacción del estudio del siguiente tramo, entre Cuevas del Almanzora y Vera», algo que «permitirá conectar 6 de los 12 tramos del Corredor Mediterráneo que discurren por la provincia de Almería, hasta un total de 53,8 kilómetros, más de la mitad del recorrido proyectado en la provincia». Por el momento, el tramo licitado está inconexo, tanto al norte como al sur, del resto de la plataforma de AVE en proyecto. Entre Pulpí y Murcia, apenas un par de tramos cuentan ya con las obras de plataforma culminadas y listas para recibir carriles y catenarias. Y al sur, los cuatro tramos ya culminados -los más difíciles técnicamente y los más caros de ejecutar- permanecen aislados entre Vera y Lucainena de las Torres.

Además, la delegada insistió en mantener fuera de toda duda que el trazado del AVE en Almería va a incluir una plataforma de doble vía, algo que «permitirá adaptar las condiciones del AVE a las necesidades de la provincia, atendiendo siempre a criterios de racionalidad en el uso de los fondos públicos y eficacia del servicio». En un principio, el Gobierno encargó un estudio a una consultora para sopesar la construcción de plataforma de vía única. Ahora, insisten incluso desde La Moncloa, está absolutamente descartada. No obstante, y en el corto plazo, el montaje sería de vía única.

El PSOE, por su parte, recordó que las nuevas obras llegarán «después de dos años de presupuestos y dos semanas de consejos de ministros fallidos» ya que, insistió, debería haberse licitado antes de que finalizara el año 2014. La diputada socialista Consuelo Rumí afirmó en declaraciones a Europa Press que los populares almerienses han tenido que «forzar» al Gobierno para que «se haga esta pequeñísima parte» de la Alta Velocidad, pese a lo cual «a Hernando, Crespo y Amat les ha faltado tirar los fuegos artificiales y una traca» tras el anuncio del Ejecutivo. «Creo que ni ellos mismos se lo creían», apostilló. «La prioridad se verá ahora, si se tarda más o menos».