Ideal

«Echan» a un medallista paralímpico de los actos del Día de la Provincia

«Echan» a un medallista paralímpico de los actos del Día de la Provincia
  • El yudoka almeriense David García, que recibió el galardón de la Diputación hace varios años, denuncia que fue expulsado del acto y cacheado «sin motivos»

«Humillado y dolido». Así se sintió ayer David García del Valle, uno de los deportistas paralímpicos españoles más laureados de la última década. García, vecino de Aguadulce y medallista olímpico en Sidney y Atenas, ha ganado dieciocho veces el Campeonato de España de Judo y está entre los diez deportistas más importantes del mundo en esta disciplina.

Sin embargo, todo este palmarés quedó ayer en el olvido cuando, por cuestiones que todavía no comprende, cuatro agentes de la Policía Local de Huércal-Overa «lo agarraron del brazo» y le invitaron a salir del Teatro Villa de la localidad huercalense minutos antes de que comenzara la gala del Día de la Provincia, presidida por el actual presidente de la Diputación de Almería, Gabriel Amat, y con «entrada libre».

«Asistí al acto a arropar a mi amigo y nadador Carlos Tejada, quien recibió una medalla por su trayectoria profesional», indicó a este periódico el prestigioso judoka almeriense, que sufre una deficiencia visual congénita de más del 80% y está clasificado como B2 entre los deportistas paralímpicos.

«Me senté en una butaca, en un lugar discreto del teatro, y me puse a ver el teléfono móvil para hacer tiempo», relató García que, sin esperarlo, «fue agarrado» por agentes de la Policía Local y lo trasladaron al exterior del recinto. «Comenzaron a registrarme y a hacerme preguntas», recordó el yudoka, quien «no daba crédito» ante la situación. «Me sacaron del teatro como si fuera un terrorista mientras los asistentes me miraban con cierto miedo», lamentó el deportista.

Medidas legales

García del Valle está estudiando posibles medidas legales contra el Ayuntamiento de Huércal-Overa y los organizadores de la gala del Día de la Provincia, «máxime» cuando él mismo recibió una medalla de la Institución Provincial en 2009 en una gala parecida a la que ayer fue expulsado.

«No entiendo por qué me echaron de la ceremonia. No hice absolutamente nada y nunca he tenido una conducta incívica en ningún sitio», señaló el deportista almeriense, que ha representado a España en los Juegos Paralímpicos de Sídney (2000), Atenas (2004) y Pekín (2008).

García del Valle, que recibió en 2009 la medalla de bronce al Mérito Deportivo a manos del propio Rey Juan Carlos I, señaló ayer que los agentes, una vez efectuado el registro, le dejaron pasar al acto. Si bien, al preguntar por lo ocurrido a los policías, uno de los agentes «me comentó que habían recibido órdenes de expulsarme del teatro al considerarme una persona peligrosa».