Almería rechaza suprimir la exención del IBI a la Iglesia

El equipo de Gobierno ha rechazado la propuesta de los partidos de la oposición por considerarla "sectaria e interesada"

EFEALMERÍA

El Pleno del Ayuntamiento de Almería ha rechazado hoy, con los votos del PP, las mociones presentadas por PSOE e IU para la supresión de la exención del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a la Iglesia Católica y otras confesiones religiosas.

El equipo de Gobierno ha rechazado la propuesta de los partidos de la oposición por considerarla "sectaria e interesada", han informado fuentes municipales.

El alcalde de la ciudad, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, ha afirmado que las mociones presentadas por PSOE e IU "responden a una polémica interesada, al dictado de sus sedes centrales, eligiendo en este caso a la Iglesia como muñeco de feria sobre el que practicar el pim, pam, pum".

Según el alcalde, la propuesta es "sectaria, puesto que de lo que se trata es de atacar a la Iglesia", mientras que ha defendido "la ingente labor social y asistencial que presta a la sociedad".

Ha recordado que no sólo los inmuebles de la Iglesia destinados a culto están exentos del pago del IBI, sino que también lo están "los edificios que albergan servicios públicos de seguridad y educativos, las mezquitas, las sedes de gobiernos extranjeros, la Cruz Roja, los colegios concertados, los edificios que forman parte del Patrimonio Artístico e incluso los sindicatos".

El alcalde ha cifrado en unos 20.000 millones de euros lo que la Iglesia ahorra al Estado prestando labor en centros de enseñanza, hospitales, atención a inmigrantes y comedores sociales, "una colaboración económica que hoy, más que nunca, se hace fundamental", ha insistido.

La moción de IU instaba al Gobierno central a suprimir de la Ley de Haciendas Locales la exención del IBI a la Iglesia Católica y otras confesiones religiosas, y apostaba por que el Consistorio acometiera un "Plan de Inspección" para "regularizar las obligaciones tributarias de aquellos" inmuebles "que no están exentos por desarrollar actividades distintas a la finalidad religiosa", como colegios católicos, asociaciones o pisos de oficinas alquilados.

Por su parte, el Grupo Municipal Socialista apostaba por hacer un censo municipal de los inmuebles rústicos y urbanos registrados a nombre de la Iglesia Católica y de otras confesiones religiosas "con el objeto de proceder a la actualización posterior del Padrón de Bienes Inmuebles para poder así girar el IBI a todos aquellos bienes inmuebles cuyo destino no esté vinculado al culto".

Fotos

Vídeos