Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Provincia

Provincia-Almeria

Ayer se abrió al tráfico una carretera entre Olula de Castro y Castro de Filabres, que permitirá el acceso al Alto de Velefique

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Como en un 'sprint' final, la Junta de Andalucía ha convertido una pista de tierra muy estrecha, de 8,7 kilómetros, en una carretera digna, apta para acoger la que algunos consideran que será la etapa 'reina' de la Vuelta Ciclista a España.
Se trata de la carretera que une Castro de Filabres con Olula de Castro, que ayer fue inaugurada por el director general de Infraestructuras Viarias de la Junta, Pedro Rodríguez Armenteros, y al que, además de los alcaldes de la comarca, asistieron Juan Carlos Usero, presidente de la Diputación -titular de la carretera-, y la delegada de Obras Públicas, Alejandra Rueda.
La obra ha sido realizada en un tiempo récord. A mediados de junio, cuando se adjudicaron las obras, este tramo era una mera «raya en el mapa», según destaca la delegación de Obras Públicas. Dos meses después, y gracias al «esfuerzo extraordinario» de la empresa contratista -Nila-, y a una inversión de 1,6 millones de euros, esta pista de tierra se ha convertido en una carretera con mayor capacidad, que además de permitir la llegada de la Vuelta, reduce unos 25 kilómetros la distancia que hay entre Castro y el enlace de Gérgal de la autovía A-92. De esta manera, nueve meses después de que los alcaldes de la comarca plantearan a la delegada de Obras Públicas el reto, el camino se ha convertido en una vía asfaltada, en la que se ha mantenido el ancho de plataforma, mejorando las condiciones de rodadura y seguridad. Para facilitar el cruce de vehículos en zonas estrechas, hay 11 apartaderos.
De acuerdo con la situación en paraje natural y la finalidad ecoturística del sendero, la barrera de seguridad va forrada con medios troncos de madera, igual que los postes de sustentación, diseñados para evitar daños mayores en caídas de moto. Al pie del cerro de la Juana se ha explanado un mirador, donde se instalará el control de paso por el puerto de Filabres a 1.257 metros de altitud. La tierra sobrante del mirador se aprovechó para rellenar las irregularidades del camino y corregir peraltes. También se acondiciona como parque periurbano la explanada de acceso al cementerio de Castro.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS