Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

almeria

ALMERÍA

Los agricultores de la provincia apuestan por estas plantas debido, entre otras cosas, a que cada vez más buscan cultivos de ciclo largo y más resistentes
19.07.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Sube la siembra de tomate injertado para la próxima campaña agrícola
RENTABLE. El injerto permite sembrar menos plantas y obtener mayor producción. /IDEAL
Los agricultores de la provincia de Almería están comenzando a apostar fuertemente por el tomate injertado para la próxima campaña. De hecho, desde los semilleros almerienses señalaron que este año, más que nunca, han tenido que incrementar las plántulas injertadas que comercializan a petición de los propios productores. En este sentido, Lidia Fuentes, técnico del semillero Cristalplant, comentó que, en su caso, «casi el 90 por ciento del tomate que hacemos es injertado» y explicó que esto se debe, sobre todo, a que «son plantas más resistentes y fuertes». Este aspecto, desde luego, es un factor importante y que los agricultores cada vez tienen más en cuenta a la hora de decidir qué plantar y qué no para cada una de las campañas hortícolas.

Asimismo, la técnico de Cristalplant señaló que otra de las ventajas que tiene el tomate injertado sobre el que no lo está es que se planta de forma distinta. Según explicó, estas plantas necesitan de una menor densidad de plantación, es decir, menos plantas por metro cuadrado, y, sin embargo, permiten obtener la misma cantidad de kilos que en aquellos invernaderos en los que se ha sembrado tomate convencional y en la cantidad habitual. Así, Fuentes explicó que «se pone más claro y echa más kilos» y añadió que, aunque es algo más caro que la planta de tomate habitual, «el injerto se podría decir que es más rentable».

Así pues, la resistencia a las plagas y enfermedades, así como el hecho de que sean plantas más rentables, son dos de los motivos que han llevado a los agricultores de la provincia a apostar, en esta ocasión, por el tomate injertado, sin embargo, hay un motivo más. Y es que los productores almerienses, cada vez más, prefieren los cultivos de ciclo largo, es decir, sembrar al inicio de campaña y aguantar la planta hasta que concluye el año agrícola.

En este sentido, desde los semilleros de la provincia comentaron que el injerto permite, precisamente, este ciclo largo de tomate y, por tanto, en los últimos años, se está 'poniendo de moda'. De hecho, el injerto permite sembrar el cultivo en el mes de agosto y mantenerlo hasta casi el final de la campaña, aproximadamente hasta el mes de mayo. Evidentemente, el hecho de que se ponga un sólo cultivo implica, además, un menor coste para el agricultor.

Competitividad

El tomate injertado está ya muy extendido en otras zonas productoras y competidoras de la provincia de Almería. De hecho, Juan Ramón Rodríguez, director de márketing de Rijk Zwaan, comentó que «en Canarias, ya el 80 por ciento del tomate que se pone es injertado, al igual que en Murcia» y añadió que, «esto es así, incluso, en Marruecos». Esto pone de manifiesto, entre otras cosas, que Almería tiene que continuar esta misma línea si quiere que sus productos sigan siendo competitivos en los distintos mercados de destino.

En este sentido, Rodríguez afirmó que, en los últimos años, se está notando mucho ese incremento del injerto en un cultivo tan extendido en la provincia como es el tomate. Asimismo, indicó que, en el caso de su empresa, este año han aumentado de forma considerable la comercialización de portainjertos para tomate para la próxima campaña.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS