Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

almeria

Estás en: Ideal > Local > almeria
ALMERÍA
Empiezan a vacunar a 240.000 ovejas y cabras por un foco de lengua azul en Adra
Inmovilizan 2.500 explotaciones en el Poniente, Almanzora y Andarax Han muerto 20 ejemplares en una finca junto a la Rambla abderitana

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Empiezan a vacunar a 240.000 ovejas y cabras por un foco de lengua azul en Adra
Ovejas sacrificadas por los veterinarios a detectarse un brote de lengua azul. IDEAL
La fiebre catarral ovina, más conocida como enfermedad de la lengua azul, ha llegado a la provincia de Almería. En concreto, este mal, que lejos de ser ninguna epidemia devastadora, sí que afecta muy negativamente a la economía de la zona en la que se declara, ha aparecido en una explotación ganadera de la localidad de Adra, según confirmó ayer el consejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Isaías Pérez Saldaña. Por ahora, los veterinarios oficiales han contado 15 animales enfermos y 20 muertos.

Las alarmas saltaron hace cuatro o cinco días en una explotación ganadera que se ubica cerca de la Rambla de Adra. El propietario contactó con los veterinarios de la Junta tras detectar síntomas en las cabezas de ganado. Y es que se trata de una enfermedad que se reconoce con facilidad, ya que los rumiantes a los que afecta presentan síntomas muy claros: fiebre, inflamación de la lengua, pupas en la boca y cierto deterioro en las pezuñas.

Ante la sospecha de que algunos de los 392 animales que tiene la explotación pudiera estar infectado, comenzaron los análisis, hace cuatro o cinco días, según detalló a IDEAL el delegado de Agricultura y Pesca de la Junta en Almería, Juan Deus. Pero no sólo se enviaron pruebas al laboratorio de las 336 ovejas y las 56 cabras de Adra, puesto que el procedimiento habitual establece que puede verse afectado el ganado en un radio de 20 kilómetros. Según esto, Deus confirmó que también se han analizado en estos días explotaciones de municipios colindantes, como El Ejido, Berja e incluso de la provincia de Granada. Eso sí, sólo se ha confirmado la enfermedad en las cabezas de ganado de la explotación abderitana.

Por otro lado, una vez localizado el brote y con el resultado positivo de los análisis, se han acotado con un cordón sanitario todas las explotaciones ganaderas que hay a 150 kilómetros a la redonda, lo que incluye las comarcas del Poniente, Almanzora, Bajo y Alto Andarax, consideradas como 'zona sucia'. Según detalló Juan Deus, antes de trazar este cordón sanitario se ha confirmado la sospecha a través de lo que los expertos llaman «testigos», que son una especie de placas que atrapan los mosquitos.

Aunque este insecto no case con la historia, la realidad es que la enfermedad de la lengua azul no se transmite de animal a animal, sino que el transmisor es un mosquito.

La llamada 'zona sucia' afecta, en la provincia, a nada menos que 240.000 cabezas de ganado, que se reparten en unas 2.500 fincas. Precisamente los veterinarios de la Junta empiezan esta mañana a vacunar a las cabras y ovejas que se encuentran dentro del cordón sanitario y que están inmovilizadas. No obstante, esto no significa que no se puedan sacrificar y vender la carne. Lo único que se pretende con la inmovilización es que el ganado no salga de la 'zona sucia' para intentar acotar la enfermedad y evitar que se extienda.

Según todo esto, la parte más negativa se la llevan los pastores. Aunque van a recibir 100 euros por cada animal que muera y se va a subvencionar la vacunación con seis euros por pieza, lo peor de esta patología es que manda el negocio de los ganaderos al garete porque el precio de la carne se devalúa y aparecen gastos extraordinarios, ya que el ganado se estabula y hay que someter a los animales a numerosas y costosas pruebas.

Ayudas

Con este nuevo foco, Pérez Saldaña aclaró que las ayudas directas por ovino vivo, para los ganaderos de las explotaciones situadas en las zonas de restricción, aumentan a 14,3 millones de euros -de los 13,5 millones estipulados a 15 de octubre para compensar a los pastores de los cinco focos anteriores al de Adra-. Concretamente, a las comarcas afectadas de la provincia de Almería se destinarán -a día de hoy- 793.000 euros en concepto de ayudas directas por animal vivo.

Explicó que los ganaderos de la provincia de Almería que se incluyen en el nuevo mapa de inmovilización por lengua azul «gozan del mismo derecho a ser indemnizados por las bajas sufridas en sus explotaciones».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS