Ideal

Granada, 18 jul (EFE).- La Plataforma sindical de la cárcel provincial de Granada, ubicada en Albolote, ha vuelto a reclamar más personal, mayores medidas de seguridad y el traslado de internos a otras prisiones tras el fuego sin heridos que afectó ayer al centro, un incendio que provocó un preso con problemas psiquiátricos.

En un comunicado, la plataforma que componen APFP, UGT, CCOO y ACAIP ha detallado que el incendio comenzó sobre las 19.00 horas de ayer en el módulo de enfermería de la prisión y lo provocó un preso con problemas mentales que llegó al centro penitenciario hace unos días derivado de otras prisiones en las que había protagonizado otros incidentes.

El humo se propagó por todo el edificio al no contar la prisión extractores específicos, por lo que se creó un "caos generalizado", según la plataforma sindical, hasta que funcionarios y sanitarios apagaron las llamas y evitaron consecuencias peores.

Efectivos del Parque de Bomberos de Granada se trasladaron a la cárcel y eliminaron el humo con extractores portátiles después de que la población reclusa se hubiera evacuado por las escaleras hasta un patio.

El incendio se saldó sin heridos salvo algunos funcionarios que tuvieron problemas para respirar por la inhalación de humo y que fueron atendidos por el médico de la prisión.

La plataforma sindical ha recordado que ha denunciado en ocasiones anteriores el considerable incremento de internos con problemas psiquiátricos y los riesgos de este tipo de población reclusa, ya que la cárcel de Albolote no cuenta "con lo profesionales especializados que esta clase de internos necesitan".

Han recalcado que el aumento de este tipo de presos se suma a los "graves problemas de hacinamiento" y la falta de personal, con una edad media cercana a los 55 años, datos por los que los sindicatos reclaman medidas para combatir problemas de seguridad.

La plataforma sindical de la prisión ha apuntado además que sigue esperando una reunión comprometida con la Subdelegación del Gobierno en Granada para abordar las necesidades de la cárcel.

Los sindicatos reclamaron más seguridad tras la muerte este mes de un preso por sobredosis, un suceso que se sumó al fallecimiento de otro interno apuñalado en su módulo por un compañero en junio.