Ideal

Granada, 18 jul (EFE).- Científicos de la Universidad de Granada han diseñado una nueva técnica ultrasónica que permitiría diagnosticar enfermedades como el cáncer.

La investigación, que ha sido premiada por la Sociedad Europea de Biomecánica, es un estudio del tejido blando desde el punto de vista biomecánico, a través de ondas ultrasónicas de torsión, ha informado hoy la Universidad de Granada.

Esta técnica no invasiva permitiría diagnosticar enfermedades como el cáncer y también sería aplicable al ámbito de la ginecología o predicción del parto.

Este trabajo, denominado 'Ultrasonidos no lineales de torsión para caracterizar tejido blando', es fruto de la tesis doctoral defendida hace casi dos años por el investigador Juan Manuel Melchor Rodríguez, del departamento de Mecánica de Estructuras e Ingeniería Hidráulica de la Universidad de Granada.

Todos los miembros del proyecto pertenecen al grupo de Investigación de Ultrasonidos de la Universidad de Granada, cuyo responsable es Guillermo Rus Carlborg.

El trabajo trata de estudiar el tejido blando desde el punto de vista biomecánico a través de ondas ultrasónicas de torsión, generando armónicos en su estructura.

Durante los últimos años, los científicos han diseñando un nuevo sensor ultrasónico para la predicción del parto mediante esta metodología.

La generación de armónicos es una técnica novedosa que el grupo desarrolla para este sensor ultrasónico, cuyo potencial reside en la capacidad de determinar nuevos parámetros a una escala inferior del tejido, a microescala, abriendo así nuevas vías para entender los tejidos blandos no solo en el campo de la Ginecología o predicción del parto, también a la hora de realizar diagnósticos de patologías como el cáncer, dada la naturaleza no invasiva de los ultrasonidos.