Ideal

Granada, 17 jul (EFE).- El plan de choque activado en la zona Norte de Granada contra el cultivo de drogas en casas para minimizar los apagones por enganches ilegales a la luz se ha saldado, hasta el pasado 26 de mayo, con 40 detenidos, 1.313 cortes de suministro eléctrico ilegales y 8.362 plantas de marihuana intervenidas.

Se trata del balance de las dos fases llevadas a cabo hasta ahora, que han sumado un total de 33 actuaciones en las que también han sido incautados 88 kilos de cogollos de marihuana.

Así lo han dado hoy a conocer en rueda de prensa el comisario provincial de la Policía Nacional, Jorge Infantes, y el subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes, que aunque ha dado por cumplido el objetivo y de momento no han recibido nuevas denuncias ciudadanas por apagones de luz en la zona, ha indicado que tanto la Policía como la Guardia Civil continuarán actuando en esta línea.

Por fases, la primera, que se desarrolló del 13 de febrero al 31 de marzo pasados, concluyó con 810 cortes de luz en 16 actuaciones que se saldaron con 16 detenidos, 4.569 plantas de marihuana intervenidas y 60.987 tramos de cogollos.

La segunda y última practicada hasta ahora se desarrolló del 3 de abril al 26 de mayo y sumó 17 actuaciones que se saldaron con 1.313 de cortes de luz ilegales, 24 detenidos, 3.793 plantas y casi tres kilos de cogollos de marihuana intervenidas.

En los registros domiciliarios también han sido intervenidas armas, según la jefa de brigada provincial de la Policía Judicial, quien ha explicado que estas actuaciones delictivas, consistentes en el cultivo de marihuana y la defraudación del suministro eléctrico, es llevado a cabo por clanes que tienen a gente trabajando a su cargo.

La actuación de la Policía Nacional ha consistido fundamentalmente en acompañar a los trabajadores de Endesa para comprobar los enganches de luz ilegales e intervenir las plantaciones halladas en los registros domiciliarios, actuaciones que se han llevado a cabo sin incidentes de importancia.

Por otra parte, en el conjunto de la provincia de Granada han sido intervenidas en lo que va de año 2,5 toneladas de hachís en una actuación que se saldó con siete detenidos, dos kilos de droga de diseño y 21 gramos de cocaína, entre otras.