Ideal

Sevilla, 20 jun (EFE).- El Gobierno andaluz ha urgido hoy al Ejecutivo de la nación para que "se ponga las pilas" y haga efectivo el compromiso adquirido de acoger en España a 17.000 refugiados, un acuerdo que la Junta "intenta poder cumplir", pero para ello es necesario que se "eliminen los cuellos de botella" de este proceso.

El portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, que ha ofrecido hoy su primera conferencia de prensa desde su nombramiento, ha hecho estas manifestaciones tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno, que coincide con la conmemoración del Día Internacional del Refugiado.

"Apelamos al Gobierno a que no se olvide de la importancia de llevar las palabras a los hechos y que la necesidad de acoger a los refugiados se torne una realidad", ha pedido Blanco tras recordar que el presidente del Ejecutivo de la nación, Mariano Rajoy, se comprometió en 2015 a la acogida de más de 17.000 refugiados.

Ha asegurado que Andalucía "intenta poder cumplir con ese acuerdo, pero para eso es necesario que el Gobierno se ponga las pilas y elimine los cuellos de botella para que ese compromiso se convierta en políticas efectivas", ha recalcado.

Por su parte, la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha denunciado en la misma rueda de prensa que el compromiso del Gobierno de España "no se está cumpliendo en gran medida".

De las 17.000 personas a las que el Gobierno se comprometió a dar solución, al final han sido 1.300 y, de ellas, 276 están ubicadas en Andalucía", ha resaltado.

Ha recordado que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha realizado ese "ofrecimiento, una y otra vez" y lo ha plasmado incluso en un acuerdo "de la mano de ACNUR" para acoger a niños y niñas no acompañados que en estos momentos están en campos refugiados "y de los que 10.000 han desaparecido y pueden estar siendo objeto de trata".

Ha detallado que en Motril (Granada), la Junta ha ofertado 24 plazas que "se podrían ampliar" para acoger a menores, pero sólo han enviado ocho y la Junta no tiene competencias para traerlos.

"Andalucía es la única comunidad que tiene este programa, que podría ser interesante extender", ha propuesto la consejera, que ha subrayado que Andalucía es un territorio "solidario y de acogida".