Ideal

Granada, 19 jun (EFE).- El número de asuntos ingresados en los órganos judiciales andaluces en el primer trimestre del año fue de 318.932, un 0,7 % más respecto al mismo periodo de 2016 y una cifra con la que Andalucía vuelve a superar la media nacional de litigiosidad junto a Canarias, Islas Baleares y Asturias.

Según los datos del informe "Situación de los órganos judiciales", hecho público hoy por la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el número de asuntos ingresados en los juzgados y tribunales andaluces entre el 1 de enero y el 31 de marzo de este año ha crecido un 0,7 % hasta situarse en 318.932.

En este primer trimestre del año se resolvieron 327.912 asuntos, quedando en trámite al final del trimestre 487.312 asuntos, un 1,5 por ciento menos que en la misma fecha del año anterior.

La entrada de asuntos experimentó un incremento tanto en la jurisdicción civil -con una subida del 13,1 % - como en la social -con un 18 % más de asuntos- y la contencioso-administrativa (un 12 % más- y descendió un 6,1 % en la penal.

En la jurisdicción civil, el número de asuntos ingresados en el primer trimestre del año fue de 92.722, de los que se resolvieron 92.396 y quedaron en trámite al final del periodo otros 231.638.

En la jurisdicción penal entraron 194.521 asuntos, se resolvieron 200.612 y el número de asuntos en trámite al final del periodo fue de 143.098, mientras que en contencioso-administrativa ingresaron 12.443 asuntos, se resolvieron 16.264 y quedaron en trámite otros 49.443.

Por otro lado, la jurisdicción social experimentó un importante incremento en la entrada de asuntos, ya que los 63.483 ingresados representan un 18 % más que en el primer trimestre de 2016, de los que se resolvieron 18.640 y quedaron en trámite al final otros 63.133.

La tasa de litigiosidad en el conjunto de España en el primer trimestre del año fue de 32,3 asuntos por cada mil habitantes, una cifra que han superado Canarias (40,8), Andalucía (37,3), Asturias (34,4) y Baleares (32,7).

Mientras tanto, las comunidades con una tasa de litigiosidad más baja fueron La Rioja (21,5), Navarra (23,7) y el País Vasco, que contabilizó 24,6 asuntos ingresados por cada mil habitantes.