Ideal

Granada, 19 jun (EFE).- La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha solicitado 18 años de cárcel y el pago de más de 10,7 millones de euros para un coronel de este cuerpo armado por su presunta implicación en una organización criminal dedicada al tráfico de drogas y al blanqueo de capitales.

Lo ha hecho en su escrito provisional de acusación, al que ha tenido acceso Efe, y después de que la Fiscalía solicitase para el mismo mando cuatro años de cárcel por un delito de cohecho y otros cinco años y tres meses de prisión por otro contra la salud pública.

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada dictó en diciembre del año pasado auto de procedimiento abreviado con el que puso fin a las diligencias previas incoadas el 21 de noviembre del 2014 contra, entre otros, el que fue jefe de la Jefatura de Policía Judicial e Información de Granada antes de su traslado ya como coronel.

Según la AUGC, el coronel estuvo implicado en el desembarco de droga por la que habría percibido cantidades importantes de dinero a cambio de facilitar que narcotraficantes introdujeran hachís desde la costa de Granada.

En el escrito de acusación, la AUGC ha apuntado que en una fecha sin determinar del mes de enero del 2006, el acusado F.G.S., comandante y coordinador, entre otros, del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA), se "arrogó el mando directo de todas las operaciones antidroga" de la provincia de Granada y se entrevistó con dos confidentes.

Según la acusación popular, el mando aprovechó esa charla para pactar la entrada en el país procedente de Marruecos de droga "a cambio de una cantidad monetaria" en efectivo después de cada uno de los dos alijos de hachís, de más de 2.000 kilos cada uno.

Así, entre los meses de febrero y marzo de 2006 se produjo en una zona conocida como Venta de Baños el desembarco de 4.000 kilos de hachís procedentes de Marruecos y con un valor en el mercado de cinco millones de euros, un cargamento que no se ha recuperado y que fue trasladado en un camión vigilado por la Guardia Civil por orden de acusado, que pidió depositarla en un destino sin determinar.

La Asociación ha considerado que, ante las sospechas que generó el ahora investigado, pactó con otros acusados iniciar una tercera fase que se saldó con la llegada a la playa de los Yesos de dos embarcaciones que descargaron 3.985 kilos de hachís valorados en más de cinco millones de euros.

Parte de la droga quedó abandonada en la arena y otra se trasladó a una vivienda de Carchuna-Calahonda (Granada), donde fue intervenida en una operación sin detenciones.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles ha calificado los hechos como un delito continuado de cohecho, por el que ha pedido 6 años de cárcel, otro contra la salud pública agravado por tratarse de funcionario público, por el que han interesado siete años de prisión, y un tercero de blanqueo de capitales, por el que asciende la petición de condena a 18 años.

En su petición ha incluido además el pago por parte del coronel de 10.775.000 euros en concepto de multas.