Ideal

Almería, 20 may (EFE).- El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y el presidente de la Diputación Provincial de Almería, Gabriel Amat, han firmado hoy un convenio para la ejecución de obras de ampliación, mejora o reforma en una veintena de cuarteles de la Guardia Civil en la provincia con una inversión de 350.000 euros.

Estos trabajos, que serán acometidos durante 2017, permitirán una mejora "en la seguridad de todos los almerienses", ha declarado Zoido, quien ha explicado que Ministerio y Diputación aportan el 50 por ciento de la inversión.

Además, el ministro ha anunciado que el cuartel de Roquetas de Mar (Almería) contará desde el próximo mes con un incremento de 55 nuevos efectivos, que se unirán a los 142 que componen la plantilla actualmente.

Por otra parte, el ministro ha inaugurado cuatro nuevos módulos del centro penitenciario El Acebuche de Almería, junto al secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y el director del centro, Miguel Ángel de la Cruz,

La ampliación llevada a cabo en el centro penitenciario de Almería ha permitido contar con dos nuevos edificios que constituyen cuatro módulos residenciales semejantes y simétricos entre sí, con un total de 152 nuevas celdas.

Zoido ha destacado que "gracias a una inversión total de 9,5 millones de euros, se ha llevado a cabo una ampliación que ha incorporado todas las nuevas necesidades, consecuencia del desarrollo del sistema penitenciario español y de la experiencia adquirida".

Las obras acometidas han permitido asimismo reformar la cocina, la enfermería, la zona de comunicaciones y la zona de control de accesos, además de construir un almacén general para que el centro pudiera liberar las distintas salas que venían desempeñando esta función.

Aunque las reformas se han practicado con la prisión en funcionamiento, el ministro del Interior ha subrayado que se han realizado sin que hayan afectado a la normalidad en el interior del centro.

La ampliación del centro penitenciario de Almería también ha supuesto la incorporación de más talleres, aulas de formación y tratamiento, con la finalidad de aumentar así los medios para una mayor capacidad de formación de internos.