Ideal

Granada, 20 may (EFE).- La Coordinadora Andaluza por una Sanidad Pública, formada por una docena de colectivos de la comunidad, ha calificado con un suspenso la atención sanitaria que se ofrece en Andalucía y ha reclamado más inversiones, participación y aumento de plantillas frente a las privatizaciones y las externalizaciones.

La recién creada Coordinadora ha celebrado hoy en Granada sus primeras jornadas como punto de encuentro de la decena de mareas y plataformas de Andalucía que defienden un modelo de sanidad pública de calidad.

En la antigua facultad de Medicina, han calificado con un suspenso la actual atención del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y han exigido a la Junta inversiones, participación y transparencia en la gestión sanitaria, aumento de plantillas y la reversión de las privatizaciones y externalizaciones.

Este movimiento, que ha sumado a las mareas blancas de Granada, Jaén, Sevilla o Málaga, a matronas y a movimientos vecinales que exigen mejoras en los modelos sanitarios, ha exigido además que no se cierren centros de atención primaria ni camas hospitalarias durante el próximo verano y que se cubran al cien por cien las ausencias de profesionales.

Tras la lectura de un manifiesto, se ha analizado la actual asistencia en centros de salud y hospitales y, con la plataforma "Granada por su Salud" como anfitriona, se han fijado como reivindicaciones colectivas lograr una financiación suficiente y la participación efectiva de las plataformas en la toma de decisiones.

El colectivo ha sumado como peticiones que la Junta rinda cuentas a los ciudadanos, transparencia en las listas de espera y en la externalización de servicios y que se recupere la plantilla de profesionales y las camas de hospital perdidas, entre otras.

La Coordinadora Andaluza ha pedido además diálogo al conjunto de la sociedad y ha invitado a asociaciones de usuarios, mareas ciudadanas y representantes de los trabajadores de la sanidad a seguir movilizándose por la defensa de la sanidad pública.