Ideal

Granada, 20 may (EFE).- El Consulado de Reino Unido ha ofrecido a la familia del niño de cuatro años que murió ayer al precipitarse a una alberca ubicada en una finca de la localidad alpujarreña de Órgiva (Granada) costear el traslado hasta su país natal del cadáver, que sigue en el Instituto Anatómico Forense.

Fuentes del Ayuntamiento de Órgiva han explicado a Efe que el Consulado se ha puesto en contacto con la familia del menor para contribuir o sufragar los gastos que supondría el traslado del cuerpo hasta Reino Unido.

De momento, el cuerpo del menor permanece en el Instituto Anatómico Forense de Granada a petición de sus padres, de nacionalidad británica como el niño, que esperan aún que llegue parte de la familia a España para decidir si lo entierran en Granada, lo incineran o trasladan.

El Ayuntamiento de Órgiva se ha puesto también a disposición de la familia de la víctima para cualquier gestión que necesiten tras la muerte del niño ayer.

El suceso se produjo sobre las once de la mañana, momento en el que el padre del fallecido alertó de que su hijo había caído a una alberca del cortijo "Los cigarrones", donde el hombre se encontraba realizando tareas agrícolas cuando al parecer el menor resbaló, según explicó la Guardia Civil.

Aunque el hombre rescató al niño y alertó a los servicios sanitarios, no lograron reanimarlo y solo pudieron certificar su muerte, según el 112.