Ideal

Málaga, 19 may (EFE).- Un estudio elaborado por el catedrático de Paleontología Paul Palmqvist y el investigador Guillermo Rodríguez, de la Universidad de Málaga, concluye que el retraso en la colonización humana de Europa no se debió a la ausencia de recursos cárnicos.

La investigación se ha realizado mediante un modelo matemático que estima el reparto cárnico entre las especies carnívoras y los primates hominoideos durante el Pleistoceno Inferior y que les ha permitido averiguar que no hubo una escasez de esta fuente de alimento y que, por tanto, no fue ésta la causa de la demora.

Según un comunicado de la Universidad de Málaga, durante la etapa previa a la llegada de los humanos a Europa Occidental, la existencia de este tipo de recursos era un 25 por ciento mayor de la presente en el momento de la colonización, tal y como han corroborado comparando yacimientos de Granada.

"Estos resultados demuestran que el retraso en la colonización humana de Europa no se explica por la exclusión competitiva por parte de los carnívoros", ha afirmado Palmqvist, quien ha propuesto que se contemplen otros factores causales como los climáticos y ambientales, o los de naturaleza puramente geográfica.

El sistema matemático empleado por los investigadores para calcular la disponibilidad de alimento había sido utilizado antes en los yacimientos de Atapuerca en Burgos y Orce en la propia Granada.

Este consiste en averiguar cuál era la cantidad de carne disponible, la "intensidad" de la competencia entre las distintas especies y también se tuvieron en cuenta elementos como la tasa de natalidad de éstas o su longevidad.

Del estudio se ha hecho eco la revista especializada 'Quaternary Science Reviews', tal y como ha señalado en el mismo escrito el centro universitario.