Ideal

Melilla, 19 may (EFE).- El PSOE ha advertido hoy de que oferta para asumir por cero euros las rutas subvencionadas por el Estado pone en riesgo las líneas marítimas de Melilla a Almería y Málaga, en las que la Unión Europea podría desautorizar la ayuda estatal.

El diputado socialista en la Asamblea de Melilla Francisco Vizcaíno, en rueda de prensa, se ha referido a la oferta presentada por Trasmediterránea para gestionar gratis estas conexiones durante dos años, que la naviera fundamenta en razones de mercado.

Vizcaíno ha recordado que las autoridades portuarias de las tres ciudades han expresado su preocupación ante la oferta, con la que esta compañía se ha presentado al contrato que el Estado había sacado a licitación por más de catorce millones de euros.

"Puede llevar a que la Unión Europea entienda que es innecesario el apoyo público para las líneas", ha sentenciado.

Al respecto, ha añadido que "peleas empresariales pueden poner en riesgo un apoyo público para estas líneas".

El representante socialista ha recordado que la otra naviera que se ha presentado al concurso, Baleària, ha denunciado el pliego de condiciones por la subida de edad máxima de los buques de 15 a 20 años, al entender que solo pretende "no dejar fuera a Trasmediterránea" para que puede operar con barcos más viejos.

Francisco Vizcaíno ha recalcado que sin ayudas públicas las conexiones quedarían "a expensas de los criterios de las empresas privadas, al igual que pasa con el transporte aéreo".

En este sentido, ha recordado que a comienzos de año la aerolínea que operaba de Melilla a Almería y Granada suprimió los vuelos, por falta de rentabilidad.

Además, sin las exigencias del contrato estatal a cambio de la ayuda las navieras establecerían "las frecuencias que consideren oportunas" y no habría "precio máximo para el billete", sino que sucedería como los vuelos, que varía en función de la demanda o la antelación con que se adquiera.

"Si la naviera considerase que sólo es rentable que haya conexión con ciertos destinos o ciertos días de la semana, tendríamos que resignarnos", ha agregado, ya que "todo quedaría a expensas de los criterios empresariales".