Ideal

Madrid, 19 may (EFE).- Al menos cuatro niños de corta edad han muerto ahogados en España en lo que va de año, tras los sucesos registrados hoy en Girona y Granada, y otros 14 murieron en 2016, un año en el que se contabilizaron 437 fallecidos en piscinas, ríos y playas.

De los 437 muertos por ahogamiento, 19 eran menores de 18 años, según el Informe Nacional de Ahogamientos que elaboró la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo para 2016.

Entre los 19 menores fallecidos, catorce estaban en edades comprendidas entre los 0 y 6 años y los otros cinco, entre los 11 y 17 años.

El número total de fallecidos por esta causa en 2016 se incrementó un 5,03 por ciento más que el año anterior, cuando murieron 415 personas ahogadas.

Según el Informe de la Federación, desde el pasado 1 de enero hasta el 30 de abril de 2017, han fallecido ya 111 personas por ahogamiento en España.

Cada año, con la llegada del verano aumentan los fallecimientos de menores, que se producen sobre todo en las piscinas privadas. Esta es la relación de los cuatro casos de niños de corta edad fallecidos este año:

4 abril 2017.- Es hallado el cuerpo sin vida de un niño de tres años en una alberca situada en las inmediaciones de la Cuesta Cantalobos, un espacio rural conocido como Río Seco, en la localidad granadina de Almuñécar.

21 abril 2017.- Fallece un niño de 3 años tras caer a la piscina de una vivienda en la urbanización El Bosque, en Chiva (Valencia).

19 mayo.- Una niña de cuatro años muere en la piscina municipal de Ripoll (Girona) durante una actividad escolar de veintisiete estudiantes de P-4 de un centro educativo de Campdevànol (Girona).

19 mayo.- Un niño británico de 4 años fallece al precipitarse a una alberca ubicada en el cortijo "Los cigarrones", de la localidad alpujarreña de Órgiva (Granada).