Ideal

Madrid, 21 abr (EFE).- La escasez de lluvias durante los últimos meses y las elevadas temperaturas serán una "prueba de fuego" para el olivo que, en plena floración, podría verse afectado y lastrar la próxima cosecha y, con ello, presionar al alza, todavía más, al precio del aceite, en niveles actualmente muy altos.

Los agricultores miran con preocupación a los olivares con la esperanza de que lleguen las precipitaciones, en las diferentes comunidades autónomas olivareras, especialmente Andalucía.

La producción en lo que va de campaña, hasta marzo, alcanzó sólo 1.270.131 toneladas, menos de lo esperado, y ha dado alas al precio.

España se ha convertido en el principal almacén mundial de aceite de oliva, más aún en un contexto de cortas cosechas en otros países mediterráneos: Dispone de aproximadamente 892.000 toneladas para atender los pedidos durante los seis meses que restan hasta el inicio de la próxima campaña, la 2017-2018, sobre la que se ciernen grandes incertidumbres en caso de que se confirme una sequía.

En las almazaras se guardan 666.584 toneladas; los envasadores tienen unas existencias altas en su poder, 195.614 toneladas (165.086 toneladas a granel y 30.524 envasado), y en la Fundación Patrimonio Comunal Olivarera hay otras 31.480 toneladas.

En cuanto a la evolución de las cotizaciones se refiere, el Observatorio de Precios del Aceite de Oliva de Infaoliva mostraba ayer precios -a partir de los cuales salían a comprar los agentes comerciales colegiados- de 3,843 euros/kg para el virgen extra picual; 3,797 para el virgen y 3,748 para el lampante.

Asaja Jaén valora en su último informe de mercado -del 7 al 17 de abril- que, teniendo en cuenta la Semana Santa, período en el que descienden las ventas tradicionalmente, la campaña de comercialización "sigue a muy buen ritmo" y los precios, "altos".

La media a la que se vendió el aceite en los últimos diez días fue a 3.844 euros por kilo en origen: en el caso del virgen extra subió hasta 3.884; el virgen se vendió de media a 3,78 y el lampante lo hizo a 3,72 euros, añade la patronal agraria.

Por su parte, el Sistema de Información de Precios en Origen (POOLred) recoge del 15 al 21 de abril unas 58 operaciones entre almazaras y entidades comercializadoras por 5.359 toneladas.

Los vírgenes extra rondan ya los 3,93 euros/kg en España (lejos aún de los 6 euros que se pagan en Italia); los vírgenes 3,82 y los lampantes 3,75 euros por kilo, en origen, detalla POOLred.

En destino, el consumidor debe desembolsar hoy entre 5,49 y 6,29 euros por un litro de alguna de las principales referencias de fabricante, aunque todavía puede encontrar alguna botella de marca blanca de supermercado en torno a los 4 euros por kilo.

Sobre las cosechas globales, el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA) rebajó en abril a 2,62 millones de toneladas su previsión de producción de la campaña 2016-2017. Habrá menos aceite.

La campaña anterior (2015-2016) se cerró con 3,11 millones de toneladas a nivel mundial, según el mismo Departamento.

Para toda la Unión Europea (UE), el USDA sitúa la estimación de cosecha en un total de 1,9 millones de toneladas para este año.

Respecto a los stocks finales, augura sólo 0,22 millones de toneladas, frente a los 0,47 millones de la 2015-2016.

Las estadísticas de la Comisión Europea (CE) también reflejan la rebaja generalizada de las cosechas en los países mediterráneos y, en concreto, pronostica para esta campaña de recolección recién terminada, 190.000 toneladas para Italia (-60 %); 180.000 t para Grecia (-44 %) y 76.385 t para Portugal (-30 %).

Las existencias finales en la UE rondarán las 342.017 toneladas, de las cuales 301.217 corresponderán a España.

En cuanto a las importaciones, de octubre de 2016 a enero de 2017, en la UE entró aceite sobre todo de Túnez, unas 29.311 toneladas, el 67 % del total; por delante de Marruecos (el 16 % del total), Turquía (3 %) y Argentina (2 %), de acuerdo con la CE.

Las exportaciones extra-comunitarias se dirigieron especialmente a EEUU (entre octubre y enero), con 79.944 toneladas; Brasil (15.117 t), Japón (15.869 t), China (13.264 t), Canadá (10.095 t), Australia (10.834 t) y Rusia (5.055 t), concluye esta fuente.