Ideal

Sevilla, 20 abr (EFE).- La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha sostenido hoy que los Presupuestos del Estado son "malos para España y peor para Andalucía" y, tras señalar que "no tienen justificación, se cojan por donde se cojan", ha reiterado que la Junta se reserva la posibilidad de interponer un recurso ante el Constitucional.

Díaz ha lanzado estas críticas durante la sesión parlamentaria de control al Gobierno, en la que ha respondido a una pregunta sobre las cuentas estatales, en este caso formulada por el PSOE, cuyo portavoz, Mario Jiménez, ha acusado al Gobierno de la nación de "ensañarse con Andalucía".

En sus respectivos turnos de palabra, Díaz y Jiménez han intercambiado duros calificativos contra los presupuestos: "Son crueles, infames e insensibles", han sido algunos de los reproches.

La jefa del Gobierno andaluz ha recalcado que su Ejecutivo va a "levantar la voz" contra estas cuentas y ha confiado en contar con el "compromiso" de los grupos de la Cámara si finalmente se decidiera interponer un recurso ante el Tribunal Constitucional.

Según Díaz, hay una "cifra" que resume el "atropello" a Andalucía y es que esta comunidad recibe 50 euros menos por habitante que la media de España.

"Castigar así a los ciudadanos significa atropellar a Andalucía", ha denunciado Díaz, que ha considerado "clamoroso" que en las filas del PP-A "nadie saliera a defender unos presupuestos indefendibles".

Ha denunciado también la forma de proceder con las entregas a cuenta, que ha interpretado como un "chantaje" del Gobierno, ya que el Ministerio de Hacienda tenía que haber "informado" de la cuantía (835 millones) el pasado mes de julio.

"Pero lo hacen dos días después de presentar los Presupuestos se habla de 835 millones y, casualmente, esas entregas a cuenta son otro atropello porque contemplan un incremento del 4 por ciento, cuando en el conjunto del Estado va a estar en el 7,9 por ciento", ha criticado.

Ha dicho, además, que dicha cuantía es una "grandísima trampa" porque han comunicado que 365 millones no pueden ir destinados a políticas sociales "y si se gastan hay que devolverlo dentro de dos años".

Por ello, ha insistido en que los presupuestos del Estado "no sólo castigan a Andalucía con las inversiones, sino que pretenden atropellarla con las entregas a cuenta, que es la recaudación de lo que pagan los andaluces con sus impuestos".

En su opinión, el propio PP-A se "avergüenza" y no tiene el "valor" de decirle al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que una tierra como Andalucía, que tiene "necesidad de convergencia" y que está "haciendo sus deberes" tiene que recibir las inversiones necesarias para impulsar proyectos como el tramo ferroviario Algeciras-Bobadilla o para que llegue la alta velocidad a Granada.

"Este no es el camino; hemos tenido un rosario de ministros hablando al inicio (de la legislatura) de diálogo, de cooperación y entendimiento, pero a la hora de la verdad el resumen es malo para España y peor para Andalucía", ha sentenciado.

El portavoz del PSOE, Mario Jiménez, ha señalado que en los presupuestos "se le ve la auténtica cara al Partido Popular" y ha espetado: "No son unas cuentas para Andalucía, sino un ajuste de cuentas con esta tierra".

Y ello, según Jiménez, porque en Andalucía se está demostrando que "se puede marcar un camino diferente para afrontar la situación tan dura de los últimos años de crisis".