Ideal

Mérida, 20 abr (EFE).- La Guardia Civil ha detenido en Sevilla a siete miembros de un grupo delictivo, que se da por desarticulado, implicados en la comisión de 14 robos de tabaco en las provincias de Badajoz, Granada, Murcia, Huelva y Cádiz, donde sustrajeron 8.000 cajetillas de tabaco, valoradas en 40.000 euros.

Los detenidos, todos ellos residentes en Sevilla, fueron puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de la capital andaluza, que ha decretado su ingreso en prisión.

La operación, denominada "Rentacar", se inició el pasado mes de diciembre cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento del aumento de robos de tabaco que venía sufriendo el sector de expendedores durante su transporte.

Los agentes descubrieron la existencia de un grupo delictivo que se trasladaba desde Andalucía para perpetrar los robos, casi siempre en vehículos de alquiler sin conductor.

Sus integrantes controlaban los itinerarios del transporte de tabaco para aprovechar las paradas o punto de entrega y ejecutar el robo, para lo cual fracturaban las ventanillas o usaban elementos técnicos, como inhibidores.

La utilización de vehículos de alquiler permitió a los agentes localizar y detener en Sevilla a los integrantes del grupo, según informa la Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz en un comunicado.

Este grupo delictivo no dudaba en recorrer más de 600 kilómetros diarios para desplazarse hasta sus objetivos y regresar a Sevilla, donde repartían la mercancía para su venta clandestina.

Se les considera presuntos autores de ocho robos consumados en los municipios extremeños de Badajoz, Valencia del Monbuey, Olivenza, Talavera la Real y La Albuera, y se les implica en otros seis robos perpetrados en municipios de las provincias de Granada (2), Murcia (2), Huelva (1), Cádiz (1).

La operación ha sido llevada a cabo por las Áreas de Fiscal y de Investigación del Puesto Principal de la Guardia Civil de Badajoz y Equipo de Policía Judicial de la capital pacense.