Ideal

Granada, 20 abr (EFE).- El entrenador del Granada, el inglés Tony Adams, destacó que sus jugadores tendrán que ser "muy fuertes en ataque y en defensa" para lograr este viernes la victoria en el estadio del Sevilla, al que calificó como "un equipo muy bueno, que en su campo juega muy bien" y "muy peligroso por banda".

Adams explicó este jueves en la rueda de prensa previa al choque que es "positivo" de cara a este encuentro y que ve a los suyos "bien" porque siguen creyendo que "no hay nada que perder".

"Vamos a seguir luchando. Voy a apoyar a mis jugadores mientras ellos me den el cien por cien de sí mismos", aseguró el técnico británico, para quien acudir a Sevilla con tantas bajas "da oportunidad a otros jugadores para dar lo mejor de ellos".

Añadió que "los suplentes pueden hacer un buen partido y jugar bien, como demostró el Celta en el último encuentro", en referencia a la derrota de los rojiblancos la pasada jornada en el Nuevo Los Cármenes (0-3), frente a un equipo vigués con los menos habituales.

"El partido ante el Sevilla es una gran oportunidad para que muchos jugadores demuestren su valía. Ojalá pudiese jugar yo", subrayó Adams, que elogió las cualidades del conjunto sevillista y por ello admitió que espera un encuentro "muy complicado".

El preparador del Granada rehusó "dar las claves" de lo que tiene previsto hacer su equipo en el Ramón Sánchez Pizjuán, pero recalcó que deberán "ser muy fuertes" tanto en ataque como en defensa.

Sobre el futuro del club, anunció que espera anunciar la próxima semana el nombre del nuevo director deportivo del Granada "tras cinco meses de búsqueda" e insistió en que la entidad rojiblanca "tiene un futuro brillante".

"El cuarenta por ciento de la plantilla de la próxima temporada ya está confeccionada, independientemente de la categoría en que esté el equipo, y la mayoría de jugadores son españoles", avanzó Adams, que también reiteró que trabaja "duro" para que la próxima campaña el Granada tenga "un entrenador español".