Ideal

Granada, 20 abr (EFE).- El PP ha criticado hoy al alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), por apropiarse de nuevo de proyectos ajenos y por "vender humo" en vez de apostar "en serio" para que la Alhambra colabore en mejorar el barrio del Albaicín.

Esto se produce después de que ayer la Junta y el Ayuntamiento informaran sobre el inicio de la intervención arqueológica en el paseo de Romayla, que supondrá la recuperación de este espacio paisajístico y abrirá una nueva conexión de la ciudad y el Albaicín con el entorno de la Alhambra.

La portavoz del grupo municipal, Rocío Díaz, ha recordado que el Patronato de la Alhambra y la Agencia Albaicín firmaron un convenio marco que contemplaba tres proyectos en la zona.

El primero de ellos consistió en el tratamiento del pavimento y el alumbrado del primer tramo de la Cuesta de los Chinos, que se presupuestó en 261.998,65 euros, financiados al 50 % por cada uno de los organismos citados y se le fijó un plazo de ejecución de cuatro meses.

"Esa obra ya está hecha", ha subrayado la concejal popular, que ha añadido que ese convenio marco, que firmaron la por entonces directora del Patronato, María del Mar Villafranca, y la propia Díaz como vicepresidenta de la Agencia Albaicín, preveía en una segunda fase la ordenación del espacio desde el Rey Chico al Hotel Bosque de la Alhambra, más conocido como Hotel Reúma, mientras la tercera iría desde ese hotel hasta la Placeta de las Chirimías.

Díaz ha incidido en que, en abril de 2016, visitó con el ahora director del Patronato, Reynaldo Fernández, la zona del margen izquierdo del Darro y entonces se hizo también un seminario en la Casa Morisca Horno del Oro y se acordó abrir un proceso participativo para consensuar las actuaciones que se iban a desarrollar.

Por ello, no le ve sentido a que el alcalde hable ahora de abrir de nuevo ese proceso participativo porque ya está hecho.

La portavoz popular también ha mencionado que, en el pleno de mayo de 2016, presentó una moción en la que instaba a continuar y afianzar las vías de colaboración entre el Patronato de la Alhambra y la Agencia Albaicín para llevar a cabo acciones que mejoraran la interrelación histórica entre la Alhambra y el Albaicín.

"Cuenca vuelve a vender humo a cuenta de un asunto tan importante como que los beneficios que genera la Alhambra se reinviertan en el Albaicín, al que le une su condición de ser ambos Patrimonio Mundial de la Unesco. En vez de pelear por proyectos específicos que vayan en esa dirección, se apropia de los que ya existen", ha lamentado.