Ideal

Granada, 3 ene (EFE).- La Consejería de Agricultura ha abonado 29,7 millones de euros a ayudas para apoyar el olivar ecológico en Andalucía, una cifra que respalda a los agricultores que apuestan por sistemas de producción cada vez más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

La consejera de Agricultura, Carmen Ortiz, ha destacado esta inversión durante una visita a las instalaciones de la empresa Aceites Maeva en Escúzar (Granada), en la que ha explicado que la Junta respalda con estas ayudas al sector del olivar ecológico en Andalucía.

Ortiz ha detallado que, para la línea de conversión y mantenimiento de agricultura ecológica en olivar, las ayudas abonadas superan los 14,1 millones de euros mientras que la medida de agroambientales para olivar de montaña con orientación ecológica suma 2,9 millones de euros en incentivos.

La Junta ha destinado además 12,6 millones de euros a ayudas agroambientales para sistemas sostenibles de olivar, casi la mitad para la provincia de Granada.

La titular de Agricultura ha destacado que estas ayudas confirman el "respaldo de la Junta a los agricultores andaluces que apuestan por sistemas de producción cada vez más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente".

En cuanto a la campaña de aceite 2016-2017, Ortiz ha resaltado que se prevé una cosecha similar a la de la pasada campaña y que las perspectivas del mercado del aceite y la aceituna son buenas.

"Las exportaciones siguen creciendo, en los primeros diez meses del año (enero a octubre) han superado los 1.969 millones de euros, lo que supone un 21,5 % más respecto al mismo periodo del año anterior", ha explicado Ortiz.

Atendiendo a la última campaña, las exportaciones de 2015-2016 (2.388,7 millones de euros) se han incrementado en valor en más de un 10 % respecto a 2014-2015, según los datos de la Junta

Ortiz ha subrayado además que el auge de las ventas de aceite de oliva español en el exterior ha hecho posible que actualmente este país exporte "cinco veces más que Italia a países como China".

Ortiz ha hecho estas consideraciones durante una visita a la empresa familiar Aceites Maeva, fundada en 1930 y con sede central en Escúzar, que cuenta en sus instalaciones con una moderna tecnología en selección, molturación y transformación de aceite de oliva, con una capacidad superior a las 50.000 toneladas.

Esta firma tiene una plantilla de 120 trabajadores, el 30 % mujeres, su facturación anual asciende a 150 millones de euros y tiene oficinas comerciales en Francia, Estados Unidos, China y México, donde dispone de una planta de cinco líneas de envasado.